Levantada cautelarmente la sanción al bar Komi

La jueza sustituta accidental del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Huesca ha levantado cautelarmente la sanción de seis meses de cierre, que impuso el ayuntamiento oscense al bar Komi, por haber incumplido un decreto de alcaldía que le prohibía instalar una barra de bar en el exterior del establecimiento durante las fiestas de San Lorenzo, tal y como habían venido haciendo los últimos diez años.

Convencido el responsable del bar de que la sanción era desmedida, presentó este miércoles, un recurso contencioso administrativo contra el ayuntamiento, solicitando la adopción de una medida cautelarísima de suspensión de la sanción, mientras se tramitase el procedimiento. Para ello, hubo primero que solicitar que el mes de agosto, que es inhábil, judicialmente, fuera hábil, y así se lo reconoció, durante tres días, la jueza. La medida que adoptó, finalmente, ha sido aceptar el recurso.

Para la aceptación, la magistrada ha tenido en cuenta el perjuicio económico que se causa al propietario del establecimiento. Añade que el ayuntamiento no ha tenido en cuenta el procedimiento legal establecido para imponer sanciones, ya que no le ha dado la posibilidad de que presentara alegaciones ni utilizase los medios de defensa que le corresponden.

Y no sólo eso. La jueza estima, para el levantamiento cautelar de la sanción, que ha sido impuesta sin ningún criterio de proporcionalidad.

La jueza cita al responsable del bar y al ayuntamiento de Huesca a una comparecencia, que se celebrará el próximo lunes 1 de septiembre, en ese juzgado.

El propietario del bar Komi se ha mostrado satisfecho, y ha asegurado sentirse acosado por el ayuntamiento, en los últimos tiempos, recordando que este bar es su única fuente de ingresos. Cabe recordar que el pasado martes la policía local de Huesca precintó el bar Komi, haciendo efectivo un decreto firmado por el alcalde, Fernando Elboj, por el que se disponía el cierre de este establecimiento, ubicado en la calle Argensolas 5, por un periodo de seis meses, debido a una falta grave. Los propietarios del bar solicitaron permiso al ayuntamiento para instalar una barra de bar en la calle durante los días de San Lorenzo. Un decreto de alcaldía denegaba ese permiso, alegando problemas de aglomeración e inseguridad. Sin embargo, el día 9, la Policía Local constató que se expendieron bebidas en una barra ubicada en la calle, durante todo el día y la noche. Fue entonces cuando el ayuntamiento decidió imponer la sanción.

Comentarios