Sigue sin esclarecerse el futuro de la actividad de la Manhattan

Discoteca Manhattan, julio 08

Desde que la discoteca Manhattan entrara en funcionamiento, su actividad ha estado rodeada de polémica. Tras el cierre temporal del local por el ayuntamiento, la empresa presentó un Plan Especial para intentar legalizar su situación. El problema radica en que dicho local actuaba como discoteca cuando su licencia es de bar con equipo de música, así que acumula numerosas denuncias por no cumplir con el horario de cierre establecido para su licencia, las 4:30 de la madrugada. En medio de esta situación, se conocía la sentencia que daba la razón a la Federación de Polígonos en el contencioso que tenían con el ayuntamiento por este tema, entonces el concejo local decidió recurrir dicha sentencia.

El Juzgado Contencioso Administrativo nº 1 de Huesca daba la razón a la Federación de Polígonos Industriales en el contencioso que tenían con el ayuntamiento por la Manhattan. El recurso presentado era porque no correspondía la actividad con la licencia que tiene la Manhattan. La sentencia anula la licencia concedida a dicho local y le impone el pago de los gastos del proceso.

Sin embargo, el Ayuntamiento acordó el pasado 18 de julio recurrir la sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo referente a la Manhattan. La decisión salió adelante con los votos favorables de PSOE, PAR, CHA e IU, y la abstención del PP.

Por otra parte, después de que el ayuntamiento cerrara la sala temporalmente por acumular un número excesivo de denuncias por incumplimiento de horario, la Manhattan presentó un Plan Especial para intentar legalizar su situación. El grupo municipal del PP ya presentó sus alegaciones a dicho Plan el pasado 8 de agosto, ya que el período para hacerlo los grupos políticos finalizaba el 20 de agosto. Por su parte, para los afectados, el período es más amplio, así que la Federación de Polígonos, una vez que ya ha conocido los detalles del Plan Especial, presentará sus alegaciones antes de final de mes. De momento, la justicia sigue su curso y la Manhattan sigue cerrada.

Comentarios