DEQUISA de Sabiñánigo se reúne por fin con el representante en Europa de UPL

Ramón Bara

Con el objeto de lograr el cambio en la decisión tomada por la multinacional india UPL de cerrar la planta de Sabiñánigo de DEQUISA, se lleva a cabo este jueves por la tarde una reunión en la sede de la Consejería de Industria del Gobierno de Aragón con el representante en Europa, United Phosphouurs Limited , UPL, Bharat Dutia, después de cinco meses de negociación. El mensaje a transmitir desde los sindicatos, tejido social serrablés e instituciones, es claro ; “ es una maniobra de deslocalización de una empresa rentable y con beneficios.”

En este encuentro, que ya se solicitó al inicio del verano, estarán responsables del mencionado departamento de la administración regional, miembros de UGT en el Comité de Empresa en DEQUISA-Sabiñánigo, de la Federación de Industrias Afines del citado sindicato en Aragón y el alcalde con el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sabiñánigo.

Ramón Bara del Comité de Empresa de Sabiñánigo, ha calificado la reunión “ de muy importante y trascendental, donde se dejará claro que no se esta de acuerdo con el cierre, ya que la multinacional no ha dado argumento para dejar en la calle a 43 trabajadores”-

Es en febrero de 2007 cuando ARKEMA vende CEREXAGRI propietaria de DEQUISA a la multinacional india UPL por no considerar esta división química como línea estratégica para su negocio. Sería en el verano de ese año cuando los trabajadores empiezan a ver las orejas al lobo , “ no existe información y comunicación desde la nueva patronal sobre el futuro de la planta de Sabiñánigo, hasta que al final se cumplen los peores pronósticos con el anuncio del cierre”, ha precisado Bara.

Recordemos que DEQUISA inicia su actividad en 1962 de la mano de dos sociedades, Aragonesas Industrias y Energía, en la actualidad ERCROS y la americana Dupont. Fue vendida al grupo americano Penwalt en 1986 y posteriormente al grupo francés ELF en 1989. Éste, a su vez fue adquirido por el también grupo francés TOTAL en 2001 que integró a todas sus empresas químicas en la División CEREXAGRI. Finalmente, ésta última paso a la empresa ARKEMA, dentro del grupo TOTAL pero como empresa independiente.

Los 111 millones de Euros que UPL pagó por la división fue considerados como un bajo precio para lo que se entendía que podría valer CEREXAGRI, pero ARKEMA había intervenido previamente recuperando, como beneficios, capitales que estaban contabilizados como reservas, por lo que a ARKEMA no le salió mal la operación.

Bara insiste en la deslocalización, “ ya que en un principio UPL afirma que desea centrar la producción en Holanda, pero los temores son que al final se cierre también esta factoría y se traslade a sus empresas de la India donde los costes son mas bajos y menores las exigencias en la producción”.

La compra por la multinacional agroquímica UPL supuso un importante paso para la extensión mundial de la misma ya que, CEREXAGRI estaba implantada en Francia, Holanda, Italia, China y España, siendo líder mundial en el tratamiento de vegetales y frutas. Supuso también una importante inyección económica ya que la facturación de CEREXAGRI alcanzaba una cifra anual de más de 200 millones de Euros, con tan sólo 630 trabajadores, de los que 43 empleados están en Sabiñánigo y 12 en Paterna que es un centro administrativo y comercial.

La importancia de la compra, para lograr mercado, se resaltó en el periódico económico DNAMONEY de Bombay en julio de 2007, pero en ese artículo ya se dejó caer la intención de cerrar plantas en Europa, lo que luego se ha traducido, en el anuncio del cierre de Sabiñánigo (“discontinuar” lo llamaron), con una capacidad de producción anual de 6.000 Tm. de fungicidas pre-cosecha. Para luego, trasladar la producción a Holanda , motivando la decisión en razones de carácter económico y en la evolución negativa del mercado. La decisión se trasladó a los representantes de los trabajadores el pasado mes de abril. La empresa aportó documentación que entendía que le avalaban.

Comentarios