Vía libre para reparar la cubierta del Claustro y el Panteón Real de San Pedro el Viejo

2003111919 san pedro el viejo.jpg

El Boletín Oficial de Aragón publica el convenio de colaboración entre el Ministerio de Fomento y la Comunidad Autónoma para la financiación de las obras de Restauración de cubierta del Claustro y Capilla de San Bartolomé (Panteón Real), de la Iglesia del Monasterio de San Pedro el Viejo. Este convenio se firmó el pasado mes de julio.

Las obras, cuyo proyecto contempla un presupuesto de algo más de 161.000 euros, se realizarán en la parte que corresponda al Ministerio de Fomento con cargo al 1% cultural, dentro de lo que son las actuaciones integrantes del Plan de Monasterios. De hecho, Fomento se hará cargo del 75% del presupuesto, cifrado en 120.945 euros, mientras que el Gobierno de Aragón financiará el 25% restante, 40.315 euros.

Según el Convenio, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte se compromete a adjudicar las obras en el plazo de tres meses, y la inversión del Gobierno Central deberá estar justificada en un plazo de 15 meses.

Este acuerdo va a permitir actuar en el Panteón Real (capilla de San Bartolomé), en el que se observan problemas de humedad. Este habitáculo es especialmente significativo en la Historia de Aragón, ya que en él se encuentran las tumbas de Alfonso I el Batallador y de Ramiro II el Monje. El convenio también va a permitir trabajar en las cubiertas del claustro muy afectadas por el paso del tiempo.

Este templo es una de las obras más importantes del patrimonio histórico-artístico de la provincia de Huesca, perteneciente al estilo románico. El claustro, junto con el de San Juan de la Peña, es el más destacado del Alto Aragón.

Ya en el momento en el que, el pasado mes de febrero, se anunció que se firmaría este convenio, el presidente de la Asociación de Obreros de San Pedro, Eduardo Cuello, indicó que consideraba insuficiente la partida de 161.000 euros que se iba a destinar a la restauración de las cubiertas del claustro y del panteón real. Cuello interpretaba que tenía que ser una primera fase de una actuación más ambiciosa, que atienda las múltiples necesidades que plantea este edificio.

Comentarios