Constituida en Huesca la mesa de negociación del convenio colectivo de limpieza de edificios y locales

Este jueves con la participación de las patronales del sector (ASPEL y CEOS), y los sindicatos CC.OO. y UGT, se ha constituido la Mesa de Negociación del Convenio Provincial de Limpieza de Edificios y Locales. Este Convenio, que caducó el pasado mes de abril, acoge al sector de trabajadoras y trabajadores de limpieza contratados por empresas privadas, y que mayoritariamente trabajan en centro públicos.

Hace cuatro años, su negociación conllevó una serie de actuaciones sindicales, hasta llegar a una Huelga que desbloqueó el conflicto, consiguiendo la firma de un Convenio que mejoró en un 20% las retribuciones, además de algunas importantes mejoras sociales. Sin embargo, aún a pesar de ese gran esfuerzo de lucha y reivindicación, el salario diario de una trabajadora de este convenio está en 24,40 euros día, lo que significa un salario de 732 euros mensuales, una retribución muy baja para poder subsistir hoy día.

CC.OO., y fruto de las Elecciones Sindicales ostenta en la actualidad, y por tanto en la Mesa de Negociación, el 72,22% de la representación, lo que significa que es la responsable de sacar adelante un Nuevo y digno Convenio Colectivo Provincial. Para ello, en los próximos días desarrollará Asambleas en la provincia, en las localidades de Jaca, Barbastro, Monzón, Fraga Y Huesca, reuniéndose con las trabajadoras y trabajadores afectados, para clarificar una Plataforma de Negociación, que posteriormente intentará consensuar con UGT.

El próximo día 23 de Septiembre tendrá lugar la siguiente Reunión de Negociación, en la sede de CC.OO., donde la patronal tendrá que situarse, ante la petición de la parte social.

CC.OO. no piensa permitir que bajo el paraguas de la crisis que afecta al país, la patronal de limpieza evite mejorar las condiciones económicas de las personas trabajadoras. En ningún caso las retribuciones son las responsables de esta inflación, y desde luego, cuando estas y otras patronales han obtenido muchísimos beneficios, jamás los han repartido con sus trabajadores y trabajadoras; por tanto, no permitiremos que ahora que las cosas no van tan bien, seamos la clase trabajadora quienes paguemos las dificultades. En ese sentido, entendemos que los salarios tienen que llegar a incrementarse por encima de los IPCs, mejorando el poder adquisitivo.

Comentarios