La Cruz Blanca ya está instalada en su nueva casa

Casa de los Hermanos de la Cruz Blanca, julio 08

Estos primeros días la nueva casa necesita muchos retoques, pero tanto los trabajadores como los voluntarios y los residentes se están acomodando con trabajo y mucha ilusión. Desde su traslado este sábado, los residentes han tenido poco tiempo para adecuarse a su nueva casa, pero todos están muy satisfechos aunque hayan dejado su anterior casa con gran nostalgia.

El local de la calle San Lorenzo no cumplía muchas de las normativas de obligado cumplimiento como la salida de incendios o los servicios necesarios a personas dependientes, por ello la construcción de un nuevo centro era imprescindible para la seguridad de sus residentes.

Su nueva casa es mucho más amplia, y así soluciona los problemas de espacio que el anterior centro tenía. Las estancias son más amplias y hay más salas para las múltiples actividades que los voluntarios les imparten, como informática, música o teatro. Hay un amplio espacio para jardín y una pista deportiva al aire libre. Una sala de estar, otra para ver la televisión, comedor, enfermería y un salón multiusos. Los pasillos permiten la perfecta movilidad de los internos y cada habitación cuenta con su baño habilitado.

Ahora viven en el centro de la calle Calatayud cuarenta y dos internos y los dos hermanos franciscanos, pero está previsto que el centro amplíe sus plazas en más del doble. En este asunto deben esperar a que el Gobierno de Aragón concerte las plazas.

Cos estos planes de ampliación de plazas el trabajo en el centro aumentaría. Por ello los hermanos hacen un llamamiento a la ciudadanía oscense para que se sume al trabajo de los 150 voluntarios que ya ayudan a que la Cruz Blanca sea posible. En el momento que aumenten las plazas también deberán ampliar su plantilla de auxiliares, psicólogos y trabajadores sociales que en este momento es de 20 personas.

Como dijo Javier Cao, trabajador de la Cruz Blanca desde sus comienzos en Huesca, en el emotivo acto de traslado, ahora vivirán en un palacio que es lo que los pobres se merecen.

Comentarios