Comisiones Obreras denuncia que el hospital de Barbastro tiene un 40% menos de facultativos que Huesca

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC OO Aragón denuncia la falta de facultativos que sufre la población del sector sanitario de Barbastro y pone cifras a estas carencias en un estudio que ha realizado sobre el personal de su hospital de referencia y el hospital San Jorge. Según estos datos, la zona oriental de la provincia de Huesca dispone de 168 médicos y enfermeros menos, sin contar especialidades no disponibles o plazas no cubiertas.

CCOO ha puesto cifras a la falta de facultativos que viene denunciando la población del sector sanitario de Barbastro en un estudio comparativo entre las plantillas del hospital de la capital del Somontano, centro de referencia para toda la zona oriental de la provincia de Huesca, y el Hospital San Jorge de la capital, que asume las necesidades del resto de la población altoaragonesa.

Según un informe elaborado por la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de la central, el hospital barbastrense cuenta con un 40% de facultativos menos, 84, para una población asistencial sólo un 7% inferior que la de Huesca, 118.312 pacientes potenciales por 109.645, según los datos de población de las comarcas adscritas a cada sector en 2006.

Con este estudio CC OO pretende poner de relevancia “un problema endémico que sufren los ciudadanos asignados al sector de Barbastro, sin que esto sirva como excusa para frenar las mejoras que se deben acometer en el sector de Huesca”. En todo caso, los datos aportados obtenidos a la luz de las dotaciones oficiales de los centros a fecha de 1 de enero de 2008, revelan diferencias en casi todas las categorías de personal facultativo a favor del centro capitalino.

Las distancias son especialmente acusadas en algunas especialidades como Anestesia y Reanimación, con 17 plazas frente a siete, Oftalmología, donde las 13 plazas del San Jorge se reducen a 7 en el segundo hospital de la provincia; Aparato Digestivo, con cuatro y dos plazas respectivamente, Neumología, con cinco facultativos frente a dos; Otorrinolaringología, con nueve y cinco profesionales por centro y Farmacia Hospitalaria, con una plaza en Barbastro por cuatro en Huesca.

Estas carencias se agravan en otras áreas como Radiodiagnóstico, ya que aunque en Barbastro hay siete plazas de plantilla, por 12 en Huesca, actualmente tan sólo están cubiertas cuatro. Otro tanto sucede en Traumatología, donde el diferencial de 15 a ocho plazas nominales no refleja el déficit de otras cuatro plazas que se hayan vacantes en la zona oriental de la provincia.

A todo ello se suman otras 17 plazas de especialidades que no están disponibles en el centro de referencia de la capital del Somontano, cuyos pacientes son directamente derivados para la atención a la capital altoaragonesa. En concreto, se trata de cuatro plazas de Angiología Vascular, una plaza de Bioquímica, tres de Endocrinología y Nutrición, siete de Medicina Intensiva, una de Neurofisiología y una de Oncología Radioterápica.

Esta comparación no ofrece mejores resultados en los distintos puestos del resto del personal hospitalario, con diferencias de hasta 84 enfermeros, 73 auxiliares de enfermería y 20 celadores en la atención de los pacientes del sector de Barbastro. Asimismo, los habitantes de las poblaciones asignadas al mismo disponen de seis técnicos superiores, 23 administrativos, 17 pinches de cocina y 14 operarios de lavandería menos que sus vecinos del sector sanitario de Huesca.

Desde CCOO subrayan que esta situación resulta más significativa si cabe teniendo en cuenta que el sector que cubre el Hospital San Jorge cuenta también con el Hospital de Jaca; mientras en el de Barbastro está todavía pendiente la construcción del Centro de Alta Resolución de Fraga. A cambio, constatan, una parte de la población de las localidades más meridionales está sujeta a los acuerdos de colaboración para asistencia sanitaria firmados entre el Gobierno aragonés y Cataluña que permiten a pacientes aragoneses recibir atención en centros de la comunidad vecina.

CC OO reclama a la Consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, María Luisa Noeno, que destine parte del aumento presupuestario del 7,7% que anunció tras la celebración del Consejo Interterritorial de Sanidad en Zaragoza a solventar estas deficiencias. Y, paralelamente, exige cambios en la actual política de planificación del Departamento, pues en su opinión “ha demostrado que no es capaz de ofrecer soluciones a los problemas asistenciales que sufren los pacientes aragoneses”.

Comentarios