Mil corredores unirán Madrid y Torreciudad

El próximo sábado, 27 de septiembre, el Santuario de Torreciudad acogerá un encuentro para deportistas con motivo de la Jornada Mariana del Deporte. Esta popular celebración reunirá en el santuario oscense a deportistas de todas las categorías y edades. El origen de la convocatoria surgió por iniciativa de un grupo de atletas del Club Deportivo Tajamar, de Madrid, según explicó el rector de Torreciudad, Javier Mora-Figueroa: Solicitaron rendir un homenaje a la Virgen, que ahora hacen bajo la advocación de Nª Sª de los Deportistas, pidiéndole su protección en los entrenamientos y competiciones, además de darle gracias por su ayuda mediante el ofrecimiento de los trofeos cosechados durante la temporada.

Además, el evento está abierto a todas las personas que entienden el deporte como medio para la transmisión de valores humanos; la paciencia, la perseverancia, el equilibrio, la sobriedad o el espíritu de sacrificio, elementos todos ellos fundamentales en el desarrollo de las virtudes cristianas”.

Los grandes protagonistas del día serán los atletas de la carrera de relevos más larga del año, con 500 km. de recorrido entre Madrid y el santuario oscense, organizada por Tajamar. Este centro educativo está situado en el barrio de Vallecas (Madrid), culmina con esta carrera popular la celebración del 50 aniversario del comienzo de su actividad docente en 1958. La salida de la prueba se dará el jueves, día 25, y está prevista su llegada al Santuario de Torreciudad a las 11’00 h. de la mañana del sábado, día 27. Los más de mil corredores participantes, entre ellos 400 escolares, se han distribuido a lo largo de cincuenta y tres relevos, de diez kilómetros cada uno, y el recorrido discurre por las provincias de Madrid, Guadalajara, Soria, Zaragoza, Navarra y Huesca.

Ésta es la XIII edición de una carrera que comenzó en 1996, y los organizadores han querido que el lema “El deporte hace familia” presida toda la marcha. No se trata solamente de un eslogan, pues hay familias enteras que se pondrán el chándal y se lanzarán al asfalto para correr su parte. Este año, por ejemplo, los últimos 100 km. los completan diez familias en relevos sucesivos.

La imagen de la Virgen María que los deportistas honran en esta jornada se le conoce con el nombre de Nuestra Señora de los Deportistas, o también Virgen de los Deportistas. La talla presenta a la Virgen con manto azul, corona y una medalla como premio a su fidelidad. Con su mano derecha, María sostiene a Jesús, quien se encuentra subido en el puesto del vencedor, en un podium que luce en relieve los cinco aros del deporte olímpico moderno. El Niño viste una túnica de color púrpura con el que se simbolizaba la sangre, el precio que debían pagar los antiguos jueces olímpicos.

La jornada comenzará a las 11 de la mañana con la llegada de los corredores y el traslado en andas de la Virgen de los Deportistas durante el último kilómetro de la prueba hasta el escenario, en el que se realizará la ofrenda de medallas, trofeos, flores y complementos deportivos en agradecimiento o petición de ayuda. Varios participantes ofrecerán su testimonio sobre los valores y la espiritualidad del deporte, reforzada por la veneración a la Madre de Dios. La celebración de la Eucaristía a las 13’15 h. y una comida popular son los actos con los que concluye el evento.

La Jornada Mariana de los Deportistas se une asimismo a la fiesta deportiva que se vivirá en Barbastro ese día, en el que el Club de Atletismo Barbastro organiza el XVI Medio Maratón “Ruta Vino Somontano””, y tiene lugar para los más pequeños la V Milla Escolar Urbana.

Comentarios