Éxito, un año más, en Cazataria, con numerosas actividades y mucho público

Este domingo concluía la 14ª edición de la Feria Monográfica de la Caza y el Perro en el Pirineo, que contaba con la Fase Final del Campeonato de España de Caza “San Huberto” y una gran afluencia de público a la exposición. En esta jornada de clausura tenían lugar numerosas actividades, como exhibiciones de perros guía, de cetrería con caza real a conejo, codorniz y perdiz, o la exposición y galería permanente de tiro con arco. Cazataria volvía a ofrecer los más de 8 mil metros cuadrados de espacio expositivo y en torno a 400 perros.

En el Campeonato de caza San Huberto, José Antonio Pérez Ojeda (Andalucía) era el ganador final en la categoría de hombres, con un setter inglés llamado Sen. En categorías de damas se hacía con la victoria final la vasca Modesta Iraola, con un pointer llamado Mayo. Por último, en categoría springel el vencedor era Miguel Fornell de Madrid con el perro Futre.

Una gran edición del San Huberto como aseguraba Francisco Cano, delegado nacional del campeonato, que añadía que el campeonato ha sido magnífico, con una buena climatología, una organización que ha trabajado perfectamente y un nivel muy alto.

Una de las principales posibilidades que un año más, ofrecía Cazataria era poder disfrutar del mercado de compra y venta de las diferentes razas de perro de caza. En este sentido, la organización cuenta un número de perros que ronda los 400, superior a las cifras de anteriores ediciones.

En general, la Feria contaba con una amplia muestra de las diferentes razas de perros de caza, la ya mencionada exposición de productos o servicios para la caza, todoterrenos y remolques, así como productos de la tierra (alimentación, artesanía) en general, y también desarrollaban pruebas y exhibiciones de caza, así como diversas actividades deportivas o de ocio. Todo aquel que se ha acercado a visitar Cazataria podía encontrar tiro con arco, rescate de montaña, paseos en globo y segway, recorridos de caza, silvestrismo, perros adiestrados, simulador de caza, galería de tiro, quad vial para niños, rocódromo, talleres, charlas y sorteos entre otras muchas sorpresas más.

Para acoger los elementos expositivos que albergaba esta Feria, el consistorio sabiñaniguense había dispuesto los 8.000 metros cuadrados que constituían el propio recinto ferial, asesorías técnicas, revistas y publicaciones e instituciones del sector.

Comentarios