La SD Huesca sigue con sus buenas sensaciones

partido plantilla, once SD Huesca - Osasuna

Cinco jornadas sin perder y dejando una buena imagen demuestra que no es fruto de la casualidad. Incluso da la sensación de que los de Antonio Calderón se han dejado puntos por el camino en este arranque de liga, como ha sucedido en las dos salidas consecutivas a Tenerife y Elche. Ahora toca la vuelta a casa ante uno de los históricos, Celta de Vigo, que llega tras sumar su primera victoria este domingo.

Tras el largo viaje este lunes los jugadores se dividían para realizar una suave sesión de entrenamiento en el Alcoraz los titulares bajo las ordenes de Ismael Mariani y el resto en la Ciudad Deportiva con Antonio Calderón y Roberto Cabellud un entreno algo más intenso.

La SD Huesca se toma un respiro este martes para descansar y desde el miércoles vuelta al trabajo para preparar el encuentro ante los vigueses con doble sesión por la mañana en Grañén y por la tarde en el gimnasio. Los aficionados tienen ganas de ver al equipo de nuevo, sobre todo tras los buenos resultados que mantienen a los oscenses en la octava posición de una clasificación de la 2ª División muy igualada y disputada.

Antonio Calderón se muestra contento por el resultado de Elche, pero a la vez se le quedó una sensación de poder haber ganado el partido: “Es bueno y positivo porque se nos había puesto el partido cuesta arriba y el equipo no se viene a bajo y pelea, pero es una pena que no nos lleváramos los tres puntos”.

El entrenador insiste que “fuimos merecedores a la victoria. El equipo tuvo la tranquilidad para jugar por abajo y por las bandas y si no nos marcan el segundo gol creo que ganamos claramente”.

Sobre las buenas sensaciones, reconoce que se hacen bien muchas cosas, pero hay otras que hay que seguir puliendo: “Somos un equipo nuevo en la categoría, joven y tal vez nos falte esa ambición, esa confianza para terminar los ataques de una mejor manera. Por el juego estoy muy contento”.

A la espera de que llegue el domingo para recibir al Celta en el Alcoraz se trabaja a toda maquina en la colocación de la nueva iluminación y en las obras en otras dependencias de la instalación. La semana tiene otro objetivo y es poder llegar a los 4.000 socios. El buen comienzo puede terminar de decidir a los dudosos y alcanzar esa cifra mágica e histórica para la SD Huesca.

Comentarios