La zona del Bajo Cinca se disputa la ubicación de Gran Scala en sus terrenos

Desde que Ontiñena hiciera pública su propuesta de venta a la promotora de Gran Scala, otros dos municipios de la zona (Ballobar y Villanueva de Sigena) han asegurado su intención de que el gran complejo de juego se construya en sus propios municipios. Todavía no hay ningún acuerdo definitivo y es la promotora la que debe dar el siguiente paso.

La semana pasada un representante de la promotora ILD se reunió con el ayuntamiento de Ontiñena y les aseguró que estaban muy interesados en sus terrenos. Tras esta reunión Ontiñena movilizó rapidamente a sus vecinos para que firmasen un compromiso de posible venta por parte del ayuntamiento y 50 propietarios de terrenos. En este acuerdo cerrado el viernes, hay unas 2.300 hectáreas, pero según el alcalde de la localidad pueden conseguir las 2.500 hectáreas que ILD solicita. La oferta de los propietarios acepta la venta de las parcelas de secano a 9.000 euros y las no cultivables a 6.000.

Desde que los municipios de Ballobar y Villanueva de Sirena se hayan sumado a la oferta de venta de terrenos, se ha comenzado a hablar de los intereses políticos en el tema. El municipio de Ontiñena está gobernado por el PP, Ballobar por el PSOE y Villanueva de Sigena por el PAR. Por parte del Gobierno de Aragón, el consejero de Presidencia, Javier Velasco, afirmaba que “la pelota está en el tejado de ILD". Velasco añadía que cuando los promotores hagan la inversión en la compra de suelo, "empezaremos a hablar”.

La localidad de Ontiñena tiene unas perspectivas de futuro no muy alentadoras en cuanto a población se refiere, los jóvenes tienen que buscarse la vida fuera del pueblo y por ello ven en este gigantesco proyecto una salida para la supervivencia de la localidad, aunque la promotora no les haya explicado los pormenores del proyecto, ni cómo influiría en la localidad.

Comentarios