Monzón será ciudad monitora del Programa THAO

La concejal de Salud y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Monzón, Isabel Blasco, asistía a la reunión que celebraba en San Carlos de la Rápita los jefes locales de las ciudades vinculadas al Programa THAO de prevención de la obesidad infantil.

Allí se acordó que Alcázar de San Juan en Ciudad Real, será la ciudad monitora en el primer semestre de 2009, y Monzón en el segundo; es decir, ambas ciudades capitanearán la exposición de las experiencias puestas en marcha y la lectura de resultados y balances, y acogerán los encuentros de técnicos y representantes de los ayuntamientos.

La implantación del Programa ha crecido con la incorporación de ocho ciudades a las cinco pioneras, y se va a expandir mucho más porque han mostrado interés grandes urbes como Madrid, Barcelona y Valencia, tal y como indicó Blasco.

En Monzón ya han recibido información de los objetivos del THAO y de cómo poner en práctica sus directrices las direcciones de los colegios y la Asociación de Comercio, y en las próximas semanas se mantendrán reuniones con las Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos.

El primer peldaño de la prevención y de la educación para adquirir buenos hábitos se encuentra en el entorno familiar según apuntó la concejal.

THAO es un programa de prevención de la obesidad infantil que se desarrolla en España en el ámbito municipal mediante acciones continuadas durante un periodo de 4 años. Tiene la finalidad de movilizar a todos los ciudadanos hacia un estilo de vida saludable.

El Programa THAO se fundamenta en:

La experiencia previa en Francia y los resultados satisfactorios obtenidos del Programa EPODE, las acciones de proximidad a la comunidad, a las familias y los niños, la duración de las acciones, de manera intensiva, para lograr cambios de hábitos y comportamientos, la involucración de toda la ciudadanía y los agentes sociales y la evaluación periódica de los resultados obtenidos.

El objetivo es inculcar en los niños y sus familias las motivaciones positivas de los comportamientos saludables, para que los asuman de forma permanente.

En el desarrollo del Programa en la ciudad, cada trimestre se inicia una nueva temporada, que destaca una familia de alimentos o una actividad concreta. El objetivo es promover una alimentación variada y equilibrada y fomentar la actividad física, así como ayudar a cada uno de nosotros a hacer buenas elecciones en materia de alimentación y deporte.

A lo largo de los meses descubriremos que podemos comer de todo siempre que lo hagamos con reflexión y prudencia, y no nos olvidemos de hacer un poco de actividad física cada día.

La temporada constituye el tema central de una sinergia de acciones que implican a la población entera de la ciudad; a los profesores se les ofrecen herramientas metodológicas que les permiten disponer de actividades pedagógicas temáticas, los restaurantes escolares y municipales están incitados a proponer menús que llevan productos de la familia de alimentos destacada, los ciudadanos reciben una hoja de información explicando cómo introducir la familia de alimentos en su alimentación cotidiana y los comerciantes favorecen la presencia de estos productos en sus tiendas, incluso en los escaparates.

Comentarios