El PP lamenta la “desidia” del área de educación del gobierno oscense

El grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Huesca ha ofrecido su balance del inicio del curso escolar “lamentando la desidia del gobierno municipal en materia de educación”, en palabras de la concejal María José Ferrando. La edil ‘popular’ se refiere, en primer término, a los contratiempos que se han detectado durante el mes de septiembre “cuando, como es obvio, los alumnos deberían haber encontrado sus centros en un estado óptimo”. Ferrando recuerda el caso de los ascensores en los colegios de El Parque y Alcoraz o las obras en el comedor del Pedro J. Rubio, circunstancia que obliga a los niños a desplazarse todos los días al IES Pirámide para recibir el servicio de comidas. En el mismo centro, además, el curso se inició sin contar con un conserje. En la puerta de acceso, los padres podían leer un aviso, sellado por la dirección del colegio, en el que se indicaba que podían dirigir sus consultas o pedir aclaraciones en “recursos humanos del Ayuntamiento” (sic). El cartel no fue retirado hasta los últimos días de septiembre.

Ferrando recuerda que la última reunión de la Comisión de Educación y Juventud se celebró el pasado 10 de julio, y critica que no se haya producido ninguna convocatoria coincidiendo con el inicio del curso escolar. “Las vacaciones están destinadas al descanso del alumnado y el cuerpo docente, pero las obligaciones municipales no terminan ahí. Precisamente, esa ‘tregua’ es el momento idóneo para revisar las deficiencias del curso anterior, para organizar el prómixo y ejecutar las obras necesarias”, indica la concejal ‘popular’. El PP entiende que “la presidente de la Comisión, Amalia Aso, parece haber quedado satisfecha al poder abrir la Escuela Infantil Las Pajaritas en plazo. A partir de ahí, su labor ha concluido”.

Definir las competencias

El grupo municipal del PP considera imprescindible delimitar las competencias municipales y aquellas que son responsabilidad del Gobierno de Aragón. “Se ha dado el caso de que la instalación de unos enchufas se haya demorado porque las administraciones se lanzaban una y otra vez la pelota”, recuerda Ferrando. El PP considera que Elboj debería “redefinir” las competencias del Ayuntamiento en el ámbito de los centros educativos “especialmente en materia de personal, porque ha quedado de manifiesto que son los alumnos quienes pagan la ambigüedad”. Mientras, sin embargo, los ‘populares’ reclaman al gobierno municipal que ejecute las obras que le competen con la mínima repercusión posible en la calidad de la enseñanza y el bienestar de las familias, “y que la presidenta de Educación en el Ayuntamiento respete el derecho a la información de los grupos municipales y se someta a su control mientras las deficiencias aún son subsanables”, concluye María José Ferrando.

Comentarios