La nueva casa de la Cruz Blanca, inaugurada ante cientos de oscenses y algunas autoridades políticas y religiosas

La nueva Casa Familiar de la Cruz Blanca ha sido oficialmente inaugurada con la compañía de cientos de voluntarios y vecinos de Huesca. También han estado presentes el obispo de Huesca, el superior general de la congregación Cruz Blanca y algunas autoridades políticas del Ayuntamiento oscense y el Gobierno de Aragón.

El obispo de Huesca Jesús Sanz, ha bendecido las instalaciones de la nueva casa de la Cruz Blanca situada en el polígono 41. Tras ello, la Consejera del Departamento de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, Ana Fernández ha procedido a cortar la cinta y así han quedado inauguradas oficialmente las nuevas instalaciones.

Los inquilinos llevan viviendo en esta casa desde el 6 de septiembre, y este hogar mantendrá el nombre de la antigua casa de la calle San Lorenzo, Casa Familiar San Lorenzo.

La representación del Gobierno de Aragón en el acto ha sido Ana Fernández, Consejera de Departamento de Servicios Sociales, que ante los presentes ha declarado la intención del Gobierno de Aragón de seguir manteniendo fuertes lazos con los hermanos por la labor que realizan en Huesca.

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales afirmó cuando comenzó a construirse la casa que pagaría un tercio del coste, lo que supone más de dos millones de euros. Para cumplir esta promesa faltan 670.000 euros que según ha declarado Ana Fernádez, se pagarán en enero. Además, la consejera ha asegurado que están estudiando los costes de mantenimiento del centro con intención de financiarlos en parte. Dependiendo de este estudio, determinarán el aumento de plazas financiadas en el nuevo centro.

Tanto el obispo, como el Superior General de la congregación Cruz Blanca, Miguel López Nacarino, han reconocido la labor de los hermanos Juan y Javier en la ayuda de los más desfavorecidos. También han querido agradecer la ayuda económica por parte de las instiruciones.

Comentarios