El Huesca perdona ante el Celta (0-0)

Nadie podía creerse al final del encuentro que los azulgranas no hubieran ganado tras disponer de un sinfín de ocasiones para haberse quedado con los tres puntos. Un penalti fallado por Rubén Castro que detuvo el portero Notario, que fue el mejor sin duda del encuentro, fue la oportunidad más clara. Un remate de Roberto al larguero y otro al poste tampoco quisieron entrar por lo que al final no se movió el marcador. Buen fútbol, ocasiones y tan solo la mala fortuna dejaron al Huesca sin el premio de los tres puntos.

La afición volvió a responder llenando el campo del Alcoraz con 5.000 espectadores, conscientes de la buena temporada que está realizando el Huesca y la calidad de su juego. Al final salieron contentos por el espectáculo, pero con cierta desilusión por no haber visto ganar a su equipo.

La S.D. Huesca fue el claro dominador del encuentro los 90 minutos llevando perfectamente los tiempos del partido y creado ocasiones de gol. Notario, el portero del conjunto celeste, fue el protagonista del encuentro con varias intervenciones meritorias a las continuas llegadas de los de Antonio Calderón.

Al finalizar el encuentro los azulgranas lamentaban la falta de puntería, y es que tres puntos hubieran colocado al Huesca en los primeros puestos de la Segunda División. Pese a todo, tanto técnicos como jugadores veían el vaso medio lleno y señalaban que lo importante era seguir sumando puntos.

El Huesca sigue invicto tras seis jornadas y junto a Hércules y Rayo Vallecano son los únicos que no han perdido todavía. Se mantiene la igualdad y la lástima son los puntos que se han escapado en estas jornadas que podrían tener a los oscenses más cómodamente ubicados en la clasificación.

No hay tiempo para lamentaciones y los azulgranas ya piensan en el siguiente encuentro del sábado que viene en Alicante ante un equipo que está en descenso, pero sólo con tres puntos menos que los de Calderón.

Comentarios