Dani Cremades y Durán ganan el Canicross de León

El corredor oscense Dani Cremades, del club LealCan y sponsorizado por TrangoWorld e InterSport-Jorri, se impuso en la 2ª prueba puntuable para la Liga Nacional de Canicross. En la mañana del domingo se disputó la prueba más larga y dura del calendario nacional de canicross, entre las localidades leonesas de Mirantes de Luna y Piedrasecha. La organización de la competición utilizó el mismo formato que la carrera benéfica de montaña "Los Calderones" que se disputaba simultaneamente, sobre un trazado de 16km que muchos atletas calificaban de "extremo".

En esta ocasión, Dani Cremades formaba equipo con Durán, un perro con gran fortaleza y obediente, acostumbrado a trabajar como perro de asistencia. Desde la misma salida tomaron la cabeza de la prueba en las fuertes pendientes que dominaban los primeros 8km. "Durán es un perro con mucha fuerza, capaz de hacer salidas espectaculares, y la verdad que me ha ayudado muchísimo a subir los primeros 3 ó 4km. No está acostumbrado a correr distancias tan largas ni a un ritmo tan fuerte, y eso lo ha acusado bastante en la segunda mitad de la carrera, pero sus ganas de ir delante le hacían capaz de seguir mi ritmo de carrera". Comentaba Cremades al término de la prueba.

El podium general de carrera quedó claramente definido desde los primeros kilómetros, con Dani y Durán que marcaban el ritmo, seguidos muy de cerca por sus compañeros de LealCan José Manuel García con Erko y Carlos con Maratón. Las rampas más duras y la rapidísima bajada que hicieron los dos primeros  equipos marcó en meta una ventaja de escasos segundos entre Dani Cremades y José Manuel García, aunque más de 5 minutos con sus más inmediatos perseguidores.

Todos los corredores destacaban no sólo la dureza de esta carrera, sino la complejidad técnica de algunos de los tramos, resultando peligrosos para atletas y perros. Dani Cremades se mostraba especialmente ilusionado con el triunfo. "Es algo que llevaba esperando desde hace mucho tiempo. Desde que Olimpo murió en el accidente del pasado año, no había podido correr con un perro con capacidades físicas y aprendizaje suficiente para seguir los ritmos de la cabeza. Tenía muchísimas ganas de lograr una victoria en una prueba de la Liga Nacional de Canicross, por demostrarme a mí mismo que era capaz de ello, pero sobre todo por cruzar la meta dedicarle esta victoria a Olimpo que se dejaba la piel en cada carrera. Este fin de semana se daban todos los factores a mi favor, con un recorrido dibujado a mi medida, una buena preparación y ante todo un gran perro en todos los sentidos. Tenía la oportunidad y la aproveché".

Comentarios