José Luis Pellicer, reelegido presidente de la Federación Aragonesa de Ajedrez

2005100404 pellicer.JPG

El estadillano José Luis Pellicer Cemelí resultó reelegido presidente de la Federación Aragonesa de Ajedrez (FADA) para un periodo de otros cuatro años tras la apertura de sesiones de la nueva Asamblea del ajedrez aragonés celebrada la pasada semana. Los asambleístas presentes se decantaron unánimemente (15 votos a favor sobre los 15 emitidos) por la continuidad de Pellicer después de sus primeros cuatro años al mando de la FADA. La candidatura de José Luis Pellicer (el primer presidente en toda la historia de la FADA que no tiene su residencia en Zaragoza) fue la única presentada en estas Elecciones’2008.

En su discurso de presentación de candidatura, Pellicer destacó los logros deportivos de los ajedrecistas aragoneses en estos últimos años, tanto individuales como colectivos, “desde la consecución del título de maestro internacional (MI) por parte de los juveniles Alfonso Llorente y Joaquín Antolí hasta el trabajado ascenso del club montisonense Jaime Casas a la División de Honor del ajedrez español, una liga situada entre las mejores del mundo”. El máximo mandatario del ajedrez aragonés destacó también “el grado de estabilidad alcanzado en las relaciones de la FADA con los clubes y con los ajedrecistas en general”. Una tranquilidad y confianza mutua que, en opinión de Pellicer, son las verdaderas responsables del actual buen estado de salud del ajedrez aragonés.

Por lo que respecta al programa de Pellicer para los próximos cuatro años, el presidente señaló que sus objetivos se centrarán en mantener la atención preferente al ajedrez base, haciendo especial hincapié en el ajedrez femenino, “para lo que ya hay un proyecto en marcha que dirigirá el MI Diego Adla”. La FADA invertirá también esfuerzos en consolidar el Circuito Aragonés de Ajedrez, actualmente integrado por 17 torneos pero todavía en vías de expansión, además de establecer los contactos necesarios para impulsar la práctica del ajedrez en aquellas comarcas de las tres provincias aragonesas que no cuentan con ningún club federado.

Pellicer concluyó su alocución recordando a los asambleístas que, a pesar de los buenos augurios que presenta el ajedrez aragonés, todavía queda pendiente una vieja reivindicación nunca atendida por las instituciones aragonesas, las únicas que pueden acometer el proyecto dada su envergadura económica: la concesión de un local específico para la práctica del ajedrez de al menos 200 metros cuadrados. “Sería la única forma ?advirtió José Luis Pellicer? de que el ajedrez aragonés tuviese una sede estable y digna, en vez de tener que vagar torneo tras torneo de una sede a otra, muchas veces en condiciones poco apropiadas para la práctica de este deporte”.

Comentarios