El Consejo Aragonés de Cámaras urge medidas para facilitar la financiación de las Pymes

Los problemas financieros generados a nivel internacional están afectando a las empresas españolas, provocando problemas de liquidez y retraso en los pagos y mostrando sus efectos en la economía aragonesa. El Pleno del Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio e Industria, en la reunión mantenida en San Juan de la Peña el, ha acordado trasladar a las Administraciones Públicas competentes su preocupación por la situación económica e instar a que se tomen medidas de carácter urgente para frenar lo antes posible el riesgo de deterioro empresarial y productivo, una situación que afecta especialmente a las pequeñas y medianas empresas. En una economía global las empresas aragonesas no son ajenas a estos efectos, y de la celeridad de las respuestas va a depender que no haya mayores consecuencias en el deterioro de la economía y al empleo.

 El Consejo Aragonés de Cámaras, como representante de los intereses generales de la economía y del conjunto de las más de 95.000 empresas que desarrollan su actividad en Aragón, ha solicitado que se impulsen medidas urgentes para evitar que el tejido empresarial pierda competitividad, inversión y puestos de trabajo. A juicio de las Cámaras aragonesas, las iniciativas tienen que estar encaminadas a facilitar una mayor liquidez en el sistema y un mejor acceso a la financiación para las Pymes, ya que son las que están sufriendo con más rigor el estancamiento en la actividad económica.

Los representantes empresariales han recordado las propuestas que las Cámaras de Comercio realizaron a los partidos políticos para mejorar la competitividad y, ante el agotamiento del modelo económico, han instado al Gobierno central a que acelere las medidas estructurales que favorezcan la productividad y que permitan la continuidad de las empresas y del empleo.

Exportadores

El Consejo Aragonés de Cámaras también ha recordado la labor de las empresas exportadoras aragonesas, que actúan como motor de la economía y que se están viendo afectadas por la situación internacional. Los problemas de financiación en los mercados internacionales están limitando su capacidad de acción y su competitividad.

“Cuesta toda una vida montar una empresa y no se puede permitir que, por problemas de financiación, se ponga en peligro su desarrollo o incluso su supervivencia” ha señalado Manuel Teruel, presidente del Consejo Aragonés de Cámaras.

Comentarios