El tramo final de la campaña de fruta suaviza el escandaloso diferencial de precios entre el campo y la mesa

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, COAG, junto con las organizaciones de consumidores, Unión de Consumidores de España- UCE y la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios, CEACCU, han presentado los datos del Índice de Precios en Origen y Destino de los alimentos (IPOD) de septiembre de 2008, mes en el que se situó en el 3,93. En el caso de los productos agrícolas el dato alcanzó el 4,32 mientras que en el caso ganadero el valor fue de 2, 69.

La menor diferencia entre el precio en origen y el destino en el mes de septiembre se debe fundamentalmente a la mejora de los precios en el campo de las producciones típicas de verano, tales como la sandía y el melón, como consecuencia de una menor oferta en el tramo final de la campaña de estas producciones.

Sin embargo, los márgenes siguen estando por encima del 400% en muchos de los productos básicos de nuestra rica dieta mediterránea: limón (685%), pimiento (594%), cebolla (495%), zanahoria (432%), pepino (492%). El caso más escandaloso en el mes de septiembre lo encontramos en las aceitunas, que del campo a la mesa multiplican su precio por ocho.

En el caso de las producciones ganaderas, el IPOD mantiene su tendencia a la baja, (pasando de 2,87 a 2,69), aunque encontramos desorbitados márgenes en el caso del cerdo (381%) y la ternera (302%).

El Índice de Precios en Origen y Destino de los alimentos, más conocido como IPOD, recoge la evolución mensual de los 25 alimentos más básicos de nuestra dieta. El primer IPOD oficioso se presentó el pasado 1 de julio, y se publica periódicamente el primer martes de cada mes. ( ver gráfico sobre evolución al final de la página).

Este tipo de iniciativa se enmarca dentro del acuerdo de colaboración firmado entre COAG, UCE y CEACCU el 19 de enero de 2006, con el objetivo de establecer estrategias conjuntas que acaben con el desequilibrio existente en el mercado de productos agrarios, dominado por la gran distribución comercial.

De este acuerdo también surgió la iniciativa para presentar a los distintos grupos parlamentarios una propuesta de proposición no de ley para que el Gobierno estableciera mecanismos de control sobre los márgenes de la cadena agroalimentaria. La ronda de contactos ha tenido sus frutos; la semana pasada la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso aprobaba una iniciativa parlamentaria, (que recoge buena parte de las actuaciones propuestas por COAG, UCE y CEAACU), en la que se insta al Gobierno a establecer mecanismos de control del precio de venta de las frutas y hortalizas percibido por los productores y detectar así la situaciones de riesgo de crisis en los precios. No obstante, COAG, UCE y CEACCU lamentan que no se hayan incluido el resto de productos agrícolas y ganaderos por lo que trabajarán en esa línea para que, finalmente, también sean vigilados y controlados por el Ejecutivo.

Comentarios