CC.OO exige que se declare despido improcedente para los trabajadores de APSAR

La empresa APSAR (Apósitos Sanitarios de Aragón) ha presentado expediente de extinción de empleos despidiendo a sus 21 trabajadores. Desde CC.OO se afirma que el cierre se debe a una mala gestión de la empresa, por tanto, no van a aceptar la indemnización mínima que contempla la ley. La aspiración del sindicato es que se declare despido improcedente, ya que entienden, que los trabajadores no son los culpables del cierre.

Este miércoles, CC.OO mantenía una asamblea informativa con los trabajadores de APSAR para abordar este asunto. Una vez presentado el expediente de extinción de empleos, tienen un plazo de 15 días para negociar, después, será el informe de inspección el que determine la indemnización, aunque el sindicato no se va a conformar con el mínimo, y si es necesario, acudirá al juzgado.

APSAR abrió sus puertas en octubre de 2003. En la actualidad, la plantilla está formada por 21 personas (18 mujeres, en su mayoría mayores de 40 años, y tres hombres). Aunque la empresa llegó a alcanzar los 34 trabajadores. Por el momento los 21 empleados siguen en activo hasta que se resuelva el expediente, aunque afirman que la producción es muy baja y que ya llevan un año con problemas.

Esta empresa, que en este mes hubiera cumplido cinco años, era una de las grandes apuestas de futuro que tenía la ciudad en el sector industrial. Muchos de sus trabajadores procedían de la desaparecida Mildred, algo que hace más complicada la situación, afirma García Carpintero, ya que sufrir dos expedientes de regulación en un año les ha llevado al desánimo.

Por parte de la empresa no se no ha querido hacer declaraciones, el promotor de APSAR, Horacio Hernández del Moral, ha afirmado que se hablará con los medios más adelante y cuando estén todos sus responsables presentes.

Comentarios