La Guardia Civil sorprende a dos presuntos cazadores furtivos tras abatir un jabalí por la noche

Sobre las 22’30 horas del día 07 de octubre, el SEPRONA de la Guardia Civil de Huesca en el transcurso de un operativo de lucha contra el furtivismo, cuando se encontraban realizando servicio de apostadero en el monte de Agüero (Huesca), escucharon dos detonaciones que provenían del monte denominado “Carbonera Alta”, termino municipal de Luna (Zaragoza), por lo que la patrulla del SEPRONA se dirigió al lugar de forma sigilosa con las luces apagadas hasta conseguir sorprender a los dos presuntos cazadores furtivos, los mismos se encontraban intentando introducir en un vehículo todo terreno un jabalí de grandes dimensiones, el cual había sido abatido ilegalmente por la noche con rifles que tenían adaptados dispositivos luminosos para caza nocturna.

Los presuntos furtivos eran dos ciudadanos de origen alemán que responden a las siglas H.S. de 72 años y H.G.H. de 68 años, habiéndoseles aprehendido los siguientes efectos:

1 Rifle Mauser calibre 8 x 68

1 Rifle Mauser calibre 9,3 x 64

1 visor marca Zeiss, modelo Diasta de 8 x 52

1 visor marca SCHMIDT & BENDER 2,5- 10 x 56

1 adaptador luminoso láser (luz roja y blanca), marca Surefire, modelo D3 Defender.

1 foco de largo alcance

1 linterna

3 cuchillos de caza

4 navajas de despiece

Munición sin detonar

Las dos vainas utilizadas para abatir el animal.

Todos estos efectos así como las armas han sido decomisados y depositados en dependencias oficiales a disposición de la Autoridad Administrativa.

A los cazadores les fueron notificadas cuatro denuncias muy graves, a la Ley de Caza, “por cazar desde un vehículo por la noche con auxilio de un foco, careciendo de autorización, cazar en zona de seguridad” que son remitidas al Servicio Provincial de Medio Ambiente de la D.G.A. y tres denuncias al Reglamento de Armas, por “portar un arma con omisión de las medidas obligatorias para garantizar la seguridad de las personas, desenfundada y dispuesta para su uso, negligencia en la custodia de las armas”, que son remitidas a la Subdelegación del Gobierno en Huesca.

La suma de las sanciones impuestas podría alcanzar los doce mil euros.

Con este último caso son ya ocho los furtivos localizados por las diferentes patrullas del SEPRONA de la Comandancia de Huesca durante el presente año..

Comentarios