Las comunidades autónomas podrán diseñar sus presupuestos para 2009 con un déficit de hasta el 1% del PIB regional

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, ha valorado positivamente la decisión del Ministerio de Hacienda de reconsiderar los objetivos de estabilidad presupuestaria para 2009 y, en consonancia con la coyuntura económica actual, autorizar a las comunidades autónomas a elaborar sus presupuestos para 2009 con déficit, respetando el principio de estabilidad presupuestaria a lo largo del ciclo que fija la Ley General de Estabilidad Presupuestaria.

 

El orden del día del Consejo de Política Fiscal y Financiera, celebrado en Madrid bajo la presidencia del ministro Pedro Solbes y con la asistencia de los consejeros de Hacienda de las comunidades autónomas, ha abordado no sólo el grado de cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria en el ejercicio 2007 sino que también ha permitido reconsiderar los objetivos de estabilidad correspondientes a 2008 y 2009, adaptándolos a la situación de dificultad económica globalizada que registra el país.

 

Por lo que respecta al primer punto, Aragón ha cumplido con el objetivo de equilibrio presupuestario marcado por el propio Consejo. Por otro lado, según lo acordado hoy por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, la Comunidad Autónoma podrá aprobar el presupuesto de 2009 con un déficit de hasta un 1% del PIB regional, lo que se traduce, aproximadamente, en 360 millones de euros.

 

En cuanto al punto relativo al cierre del ejercicio presupuestario de 2008, el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha aprobado rectificar los objetivos de estabilidad inicialmente fijados, autorizando a las comunidades autónomas a emitir un mayor volumen de deuda que el previsto inicialmente con el objetivo de financiar un déficit de hasta 1% del PIB, lo que permitirá a Aragón suscribir un volumen de deuda de aproximadamente 342 millones de euros para este año. Esta modificación responde al nuevo escenario macroeconómico determinado por la crisis económica y financiera actual, que obligó a hacer un replanteamiento tanto de las previsiones de crecimiento como de los objetivos de estabilidad.

 

Con el fin de poder acometer el endeudamiento que el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha autorizado para el año 2008, el Consejo de Gobierno del Ejecutivo aragonés elaborará una Ley de lectura única que se remitirá a las Cortes para su posterior aprobación antes de fin de mes.

 

Así las cosas, la deuda pública de la Comunidad Autónoma representa en estos momentos el 3,6% del PIB regional, más de dos puntos por debajo de la media nacional (que supone el 5,9% del PIB). El nuevo objetivo de estabilidad fijado, con la posibilidad de presupuestar en déficit, situaría a Aragón en unos niveles de deuda en torno al 5,2% a finales de 2009, todavía muy lejos de las cifras que presentan comunidades autónomas de nuestro entorno, y que previsiblemente aumentarán en proporciones similares. Estas cifras confirman que el nivel de deuda de las comunidades españolas es reducido y no hay razones que impidan un crecimiento moderado del mismo. La Ley General de Estabilidad Presupuestaria vela por la adaptación de la política presupuestaria a las variaciones del ciclo económico, permitiendo el recurso al déficit y su financiación mediante endeudamiento ante una mala evolución de la actividad económica, de forma que se compense con superávit fiscales cuando el crecimiento supere el potencial de la economía. Se trata de adaptar la política presupuestaria para tratar de suavizar los ciclos económicos.

Comentarios