CCOO Aragón advierte de que la bajada de los precios no soluciona los problemas de fondo

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, el incremento anual de los precios se rebajó en cinco décimas durante el mes de septiembre en Aragón, una décima más que en España, con lo que la inflación ha descendido hasta el 5,1%. A pesar de ello, los precios en Aragón continúan estando seis décimas por encima de la española y permanece como la segunda comunidad más inflacionista por detrás de Canarias.

CCOO explica esta moderación en función del final del “efecto Expo”, ya que los recortes más significativos se concentran en los sectores más relacionados con la celebración de la Muestra. Así lo evidencian en su opinión las bajadas de precios en hoteles (2,2%) y en ocio y cultura (1,7%) o vivienda (0,2%), a través de los alquileres, ya que todos ellos repuntaron coincidiendo con el desarrollo del evento. Estas bajadas vienen a compensar el incremento de los precios del grupo vestido y calzado (un 3,6) que ha traído el inicio de una nueva temporada y la vuelta al colegio, con el incremento del precio de los libros (el IPC ha subido un 1,1% en enseñanza). Por su parte, el grupo de transporte ha recortado costes en un 1%, con lo que se refleja por fin el abaratamiento de los productos energéticos registrado ya hace varios meses.

CCOO concluye que el descenso de la inflación registrado el pasado mes se ha debido al “efecto escalón que producen las enormes subidas en el precio del crudo y de los alimentos no elaborados experimentadas el año pasado, que se traducen ahora en apariencia como un pequeño respiro”. No en vano, apuntan que la inflación subyacente –que no recoge la influencia directa de los precios de la energía ni de los productos no elaborados– ha bajado sólo una décima en Aragón, y se sitúa en el 3,8% interanual, superando en cuatro décimas a la nacional. Para la central, esto evidencia que el recorte de los precios en septiembre no soluciona el “problema de fondo” de la economía aragonesa: el diferencial de inflación con el resto de comunidades autónomas y con la Unión Europea.

Por otra parte, la central rechaza que la única forma de ganar competitividad en las empresas sea reducir el salario a los trabajadores y acudir a expedientes de regulación de empleo y defiende que “si los trabajadores no han resultado beneficiados de la época de importantes beneficios, no deben pagar ahora la vuelta a la normalidad”.

Finalmente, CCOO demanda al Gobierno que apoye no sólo a las empresas sino también a los trabajadores y a las familias y reclama como contrapartida al apoyo que recibirá el sector financiero que se sustituya el euríbor como índice de referencia por el tipo de intervención que marca el Banco Central Europeo, un punto por debajo.

Comentarios