El Consejo de Política Fiscal y Financiera autoriza a las comunidades autónomas a emitir deuda para enjugar el déficit de 2008

El Ejecutivo aragonés, tras la reunión de carácter extraordinario que ha celebrado el Consejo de Gobierno, ha aprobado remitir a las Cortes el proyecto de Ley por el que se autoriza a la Comunidad Autónoma la realización de operaciones de endeudamiento por importe máximo de 342 millones de euros.

 

La crisis económica y financiera que afecta en estos momentos de forma globalizada a todos los países desarrollados hizo que el Consejo de Ministros revisara el cuadro macroeconómico corrigiendo a la baja las previsiones de crecimiento de la economía nacional que sirvieron de base para la fijación de los objetivos de estabilidad del ejercicio 2008. En esa línea, y en aplicación de los mecanismos de flexibilidad de que disponen las leyes generales de estabilidad presupuestaria, también se revisaron a la baja los objetivos inicialmente previstos: así, puesto que las previsiones de crecimiento sitúan por debajo del umbral del 2% la tasa de variación del PIB nacional real, los presupuestos del sector publico no deberían haberse diseñado en situación de superávit sino con la posibilidad de incurrir en un déficit de hasta el 0,75% del PIB nacional.

 

Por este motivo, el Consejo de Política Fiscal y Financiera, en la reunión celebrada la pasada semana, acordó no exigir el plan de reequilibrio financiero previsto en el artículo 8 del Texto Refundido de la Ley General de Estabilidad Presupuestaria a las comunidades autónomas que ejecuten sus respectivos presupuestos para el año 2008 en situación de déficit, siempre y cuando éste se encuentre dentro del límite del 0,75% del PIB regional, como es el caso de Aragón.

 

A esta cantidad es preciso añadir el endeudamiento asociado a la financiación del programa de inversión en actuaciones productivas de la Comunidad Autónoma de Aragón, por importe de 86 millones de euros, y que representa el 0,25% del PIB regional, que ya había sido autorizado por el Ministerio de Economía el 15 de octubre de 2007.

 

La suma de ambas cantidades, 342 millones de euros, representa el 1% del PIB aragonés, siendo la cantidad global en la que se autoriza, por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, a incrementar el límite máximo de endeudamiento de la Comunidad Autónoma para el año 2008.

 

El Consejo de Política Fiscal y Financiera, que está presidido por el vicepresidente segundo del Gobierno central y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, y en el que están representados los consejeros de Hacienda de las comunidades autónomas, adapta así los objetivos de estabilidad presupuestaria a la actual coyuntura económica.

 

El límite de endeudamiento para la Comunidad Autónoma de Aragón en el año 2008 venía autorizado en el artículo 32.1 de la Ley 7/2007, de 20 de diciembre, de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón para el año 2008. Sin embargo, y puesto que se trata de un incremento adicional al ya previsto, es necesaria una nueva norma con rango de ley que cumpla con el requisito estatutariamente exigido y permita realizar nuevas operaciones de endeudamiento por el importe máximo autorizado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

 

Según establece el proyecto de Ley, en su artículo único, el consejero de Economía podrá emitir deuda pública mediante bonos u otros instrumentos financieros o para concertar operaciones de crédito a largo plazo por un importe máximo equivalente de 342 millones de euros. Hasta el límite señalado podrán concertarse una o varios operaciones, tanto en el interior como en el exterior, en moneda nacional o en divisas, según resulte más conveniente para los intereses de la Comunidad Autónoma. Asimismo, según reza en el proyecto, podrán utilizarse los instrumentos de control de riesgos de intereses y de cambios que el mercado financiero ofrezca cuando se obtengan unas condiciones más ventajosas para el endeudamiento de la Comunidad.

 

Así las cosas, la deuda pública de la Comunidad Autónoma representa en estos momentos el 3,6% del PIB regional, más de dos puntos por debajo de la media nacional (que supone el 5,9% del PIB). El nuevo objetivo de estabilidad fijado, con la posibilidad de presupuestar en déficit, situaría a Aragón en unos niveles de deuda en torno al 5,2% a finales de 2009, todavía muy lejos de las cifras que presentan comunidades autónomas de nuestro entorno, y que previsiblemente aumentarán en proporciones similares. Estas cifras confirman que el nivel de deuda de las comunidades españolas es reducido y no hay razones que impidan un crecimiento moderado del mismo. La Ley General de Estabilidad Presupuestaria vela por la adaptación de la política presupuestaria a las variaciones del ciclo económico, permitiendo el recurso al déficit y su financiación mediante endeudamiento ante una mala evolución de la actividad económica, de forma que se compense con superávit fiscales cuando el crecimiento supere el potencial de la economía. Se trata de adaptar la política presupuestaria para tratar de suavizar los ciclos económicos.

Comentarios