DEQUISA-Sabiñánigo sigue la actividad a la espera de la reunión de la Comisión de viabilidad

Dequisa

Los representantes del Comité de Empresa de Dequisa-Sabiñánigo han reconocido el cambio de actitud y planteamientos de UPL, con relación al futuro de la factoría serrablesa que se habia anunciado podía cerrarse. “Se ha podido explicar los argumentos de su viabilidad al propio representante en Europa de UPL, Bharat Dutia y el miércoles de la próxima semana se informará en Asamblea a los trabajadores”, ha indicado Pedro Solana del citado Comité. Recordar que el cierre supone dejar sin trabajo a 43 empleados.

Se han formado dos comisiones “la principal de Viabilidad, que se reunirá el día cinco de noviembre, en la que están el sindicato UGT, trabajadores, departamento de Industria del Gobierno de Aragón, Ayuntamiento y la propia empresa, que van a trabajar durante nueve meses en elaborar un plan de la demanda con los productos actuales que tiene en el mercado y establecer una nueva línea de producción y en reserva otra de paralela de reestructuración formada por la patronal y parte social ”, ha precisado el representante de Comité de Empresa Ramón Bara.

La reunión se celebró el miércoles de esta semana en la Consejería de Industria en Zaragoza con la presencia del alcalde de Sabiñánigo Carlos Iglesias. El titular del citado departamento del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga ha reconocido también a esta redacción “ el cambio de posicionamiento de la empresa para encontrar soluciones para no cerrar y Dequisa seguir en Sabiñánigo, ahora vamos a seguir trabajando en este periodo de tiempo ya que se cuenta con trabajadores cualificados, instalaciones adecuadas y emplazamiento idóneo para buscar nuevas líneas de producción que le interesen a la empresa y con las que cuenta”.

Por lo que se refiere a las reuniones que se celebren en estos meses se llevaran acabo en Sabiñánigo en la sede de la factoría.

Recordemos que DEQUISA inicia su actividad en 1962 de la mano de dos sociedades, Aragonesas Industrias y Energía, en la actualidad ERCROS y la americana Dupont. Fue vendida al grupo americano Penwalt en 1986 y posteriormente al grupo francés ELF en 1989. Éste, a su vez fue adquirido por el también grupo francés TOTAL en 2001 que integró a todas sus empresas químicas en la División CEREXAGRI. Finalmente, ésta última paso a la empresa ARKEMA, dentro del grupo TOTAL pero como empresa independiente.

Los 111 millones de Euros que UPL pagó por la división fue considerados como un bajo precio para lo que se entendía que podría valer CEREXAGRI, pero ARKEMA había intervenido previamente recuperando, como beneficios, capitales que estaban contabilizados como reservas, por lo que a ARKEMA no le salió mal la operación.

Bara insiste en la deslocalización, “ ya que en un principio UPL afirma que desea centrar la producción en Holanda, pero los temores son que al final se cierre también esta factoría y se traslade a sus empresas de la India donde los costes son mas bajos y menores las exigencias en la producción”.

Comentarios