Cartas al director: Los apaños de educación

Agustín Muñoz Ormad

Portavoz de CHA en el Ayuntamiento y padre de tres hijos

La Consejería de Educación del Gobierno de Aragón, tiene previsto una nueva ampliación del I.E.S Sobrarbe, edificio que fue diseñado para las necesidades de hace cincuenta años, cuando su nombre era Instituto Libre Asociado. Ampliación que supondrá ocupar equipamiento deportivo y que disminuirá el espacio de zona recreativa para los 500 alumn@s que se concentran entre los centros de primaria y secundaria. En concreto supondrá la desaparición un frontón en el que han disfrutado generaciones de jóvenes y niños, y siguen disfrutando las familias del núcleo de Aínsa a expensas de mejoras en las instalaciones lúdicas y recreativas que ayudarían a paliar las necesidades de espacios de ocio.

 

Y es que la enseñanza en Aínsa es una historia de apaños.

 

Se levanta el polideportivo y se toma la decisión errónea de no construirlo cerca de los centros escolares, por lo que habitualmente las clases de gimnasia se llevan a cabo en una sala del I.E.S en clara precariedad.

 

Se solicita un edificio para Infantil y pese a que ya se sabía que los niños de 3 años iban a ser escolarizados y que por ello habría que dar respuesta a tres cursos de infantil con 4 salas adaptadas más aseos, se construye un edificio de dos aulas y sus aseos, con una orientación errónea, empeño del Gobierno de Aragón, que obliga a nuestros niños a estar todo el día con luz artificial.

 

Cuando a mitad de los años 90 las necesidades de espacio en el instituto de secundaria eran evidentes, se empezó a pensar en una ampliación. Entre que se propuso aprobó y construyó, las nuevas necesidades han demostrado que la ampliación era algo más que insuficiente.

 

Ahora nos proponen un nuevo apaño, estudiado y considerado unilateralmente por la administración, más ampliación, que supondrá un añadido más, con el fin de contar con 6 nuevas aulas y área de servicios (despachos, aseos, biblioteca), que más pronto que tarde se mostrará insuficiente, ya que el número de alumnos ha crecido un 50 % en los últimos cinco años y las previsiones son de una demanda creciente de plazas. En estos momentos son más de 250 los alumnos del I.E.S Sobrarbe y algunos realizan sus actividades educativas fuera de él, y ello sin contemplar los alumnos del Módulo de Garantía Social.

 

Una vez más Sobrarbe es discriminado y no es merecedor de un nuevo edificio, pese a que el ayuntamiento tiene habilitado suelo para este fin en el Barrio Partara. La excusa, la de siempre, falta de fondos para Sobrarbe, porque en otros pueblos o comarcas si se construyen nuevos centros.

 

Es hora de planificar pensando en las necesidades educativas presentes y futuras, en un IES con proyección de futuro. Por ello un edificio nuevo es la única alternativa para contar con unas infraestructuras dignas para los diferentes grados de educación, infantil, primaria y secundaria, con espacios recreativos amplios y un comedor que no obligue a realizar varios turnos. Todo ello complementado con una amplísima oferta de espacios socioeducativos que se ubiquen en las actuales instalaciones educativas: Escuela de Música con la dignidad que se merece, Telecentro y Biblioteca con acceso apto para todos, zona recreativa, salón de usos múltiples, teatro, Educación de adultos ….

 

Es necesario que toda la comunidad educativa de Sobrarbe transmita a la Consejería de Educación estas necesidades, por considerar el planteamiento una oportunidad de futuro histórica para Sobrarbe y para no tragar con nuevas chapuzas que repercutan en la calidad educativa de las futuras generaciones. No nos tiene que amedrentar la amenaza de siempre: “¡O hacemos esto o no hacemos nada!”. Es hora de exigir sin complejos a la DGA un compromiso real con la Comarca de Sobrarbe, porque de momento la tacañería y la dejación es lo que impera en el Gobierno PSOE-PAR.

Comentarios