El Instituto Aragonés de la Mujer y las Cámaras de Comercio impulsan la igualdad como estrategia competitiva

La igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en las empresas mejora la competitividad, el desarrollo de los recursos humanos y la calidad en la gestión empresarial. El Instituto Aragonés de la Mujer y el Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio e Industria han firmado un convenio de colaboración para impulsar el protagonismo de las mujeres en el tejido empresarial aragonés, mejorando su integración en las empresas, favoreciendo el autoempleo femenino, impulsando acciones de igualdad de género y potenciando el desarrollo de competencias y las oportunidades en el empleo.

 

Las medidas que contempla el acuerdo, ratificado por Manuel Teruel, presidente del Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio e Industria, y Rosa Borraz, directora general del Instituto Aragonés de la Mujer, están dirigidas a empresarias aragonesas, directivas contratadas por cuenta ajena, mujeres que ocupan cargos intermedios en las empresas, emprendedoras y las propias empresas, para las que se desarrollarán iniciativas encaminadas a garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en Aragón.

 

Planes de igualdad

 

Entre las primeras acciones que se van a desarrollar está la edición de 5.000 folletos informativos, a través de los cuales se acercarán a las empresas tanto los aspectos más destacados de la Ley Orgánica para para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres como los beneficios de implantar planes de igualdad. Aunque la legislación establece que todas las empresas de más de 250 trabajadores deben contar con un plan de igualdad, la ley también aclara que las pymes tienen obligaciones con la igualdad de oportunidades, por lo que deberán adoptar medidas dirigidas a evitar toda discriminación laboral por cuestión de sexo.

 

Los planes de igualdad contemplan un conjunto de medidas adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación sobre la igualdad real, tanto en trato como en oportunidades, entre hombres y mujeres en la empresa. En la elaboración de un plan de igualdad participan tanto la dirección de la empresa como el departamento de Recursos Humanos, la representación legal de los trabajadores y la plantilla. Entre las medidas de igualdad que contemplan se encuentra el acceso al empleo, la clasificación profesional, la promoción y la formación, las retribuciones, el ordenamiento del tiempo de trabajo para favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar y la prevención del acoso sexual y por razón de sexo, entre otros.

 

Grupos de trabajo

 

El Consejo Aragonés de Cámaras y el Instituto Aragonés de la Mujer también mantendrán sesiones de trabajo con empresas de menos de 250 trabajadores en las que, gracias a la colaboración de la Fundación Mujeres, las compañías podrán resolver sus dudas en materia de igualdad y conocer qué estrategias de discriminación positiva pueden aplicar en su gestión.

 

El trabajo con las empresas aragonesas también se verá reforzado con programas formativos para directivas, jornadas informativas destinadas a responsables de formación y recursos humanos y el apoyo de iniciativas empresariales impulsadas por mujeres ofreciéndoles apoyo, asesoramiento y formación, entre otras acciones.

Comentarios