Los embalses del Ésera y Noguera Ribagorzana continúan en alerta y necesitan agua

Al comienzo del año hidrológico el uno de octubre el general de la Cuenca del Ebro se situaba en un 54,4% de reservas, 700 hectómetros más que el año pasado, aunque los caudales en los sistemas no regulados empiezan a notar la nueva falta de precipitaciones en los meses de verano. En la Junta de Gobierno de Confederación Hidrográfica del Ebro se ha indicado que aunque el año ha comenzado con normalidad si que comienza a preocupar los sistemas del Ésera y del Noguera Ribagorzana con una situación de alerta (Santa Ana al 50% y Canelles al 20%).

Con relación al embalse de San Salvador, se ha indicado desde la CHE, que se han presentado todas las constructoras del país por lo que ahora es necesario analizar las ofertas con detenimiento y en noviembre es posible una respuesta.

En el sistema del Canal de Aragón y Cataluña, a pesar de la situación de alerta según los índices de sequía establecidos en el Plan de Actuación de Situación de Sequía, las reservas del embalse de Santa Ana, Canelles y Escales (Noguera Ribagorzana) y de Barasona (Ésera), se encuentran por encima de los niveles de la misma semana de 2007.

Por su parte, en los sistemas no regulados (sin presencia de embalses) reflejan ya las bajas precipitaciones y las escasas aportaciones durante los meses de verano y el estiaje. En este caso los caudales de entrada al embalse del Ebro, Cuenca Alta del Ebro (Cantabria) se encuentran en situación de emergencia, como las entradas al embalse de Las Torcas (Cuenca del Huerva) y las entradas a Yesa (río Aragón).

En alerta encontramos las aportaciones de los sistemas Najerilla-Tirón e Iregua (La Rioja); aportaciones del Jalón y Jiloca, del Noguera Ribagorzana, del Gállego-Cinca y del Zadorra. El resto de subcuencas se encuentran en prealerta.

Además el Consejo de Ministros aprueba destinar una partida de casi 15 millones de euros para llevar a cabo la reparación del primer tramo del Canal de Monegros, que arranca del embalse de La Sotonera y distribuye agua por el sistema de Riegos del Alto Aragón. El tramo en el que se va a intervenir tiene una longitud ligeramente superior a 4,5 kilómetros.

El primer tramo del Canal de Monegros se sitúa en el término municipal de Alcalá de Gurrea, desde La Sotonera hasta el punto en el que parte la acequia de La Violada.

El estado de este tramo presenta mucho deterioro, por lo que se hace necesario llevar a cabo trabajos de adecuación. El objetivo es evitar que se produzcan fugas de agua.

El Canal de Monegros es una de las grandes arterias hídricas de la provincia de Huesca; en Tardienta se une al Canal del Cinca. La otra gran infraestructura, de estas características, es el Canal de Aragón y Cataluña (perteneciente a la comunidad general del mismo nombre).

ACTUACIONES PROYECTADAS

1. Limpieza del canal actual con agua a presión.

2. Demolición de tramos de canal con sección insuficiente, de cuatro estructuras de paso existentes sobre el canal y de la pasarela sobre el aliviadero.

3. Excavaciones y rellenos para la ampliación del canal, creando la plataforma necesaria para la construcción del camino de servicio y de las banquetas laterales así como el saneo del fondo del canal en algunas zonas.

4. Elevación de la rasante actual del canal.

5. Construcción de nuevas secciones con forma trapecial de hormigón en masa; de una ataguía central; de un camino de servicio en la margen derecha y de una banqueta por la izquierda; de una serie de cunetas y desagües; de tres nuevas estructuras de paso, y de una nueva pasarela sobre el aliviadero.

6. Recrecido del aliviadero del cuenco amortiguador, de los cajeros de los canales procedentes de la presa de La Sotonera y de los del cuenco donde se unen los canales anteriores.

7. Acondicionamiento de la solera del canal de alivio con hormigón en masa.

8. Reposición de caminos, carretera y servicios públicos afectados.

Comentarios