La actividad de Ibercaja superó en septiembre los 80.000 millones de euros y los resultados crecen un 7,03%

2004051919 ibercaja.jpg

Una sólida posición en liquidez y solvencia, así como la contención de la morosidad y un crecimiento equilibrado entre recursos y créditos, son los pilares de la evolución de la actividad de Ibercaja a 30 de septiembre, cuyos resultados después de impuestos, de 226,9 millones de euros, han alcanzado un crecimiento del 7,03%.

La tasa de incremento de los recursos de ahorro del balance asciende a esa fecha al 12,62% mientras que el crédito ha avanzado un 7,15%, con un especial impulso a la financiación de la empresa, que crece un 17,6. Ibercaja, que ha concluido septiembre con un volumen de actividad de 80.367 millones de euros, ha mantenido en estos meses una holgada posición de liquidez, impulsada por un adecuado equilibrio entre captación e inversión de recursos, y también un elevado coeficiente de solvencia, el 13,05% a fin de junio, frente al mínimo del 8% que establece el Banco de España y por encima de la media del sector y de la banca europea.

La prudencia en la gestión del riesgo de crédito hace que la tasa de morosidad de Ibercaja se sitúe a 30 de septiembre en el 1,72%, cuando la media de sector es del 2,92%.

Esta evolución de cifras y las fortalezas acreditadas sitúan a Ibercaja en condiciones favorables para afrontar un entorno más complejo. Todo ello en el marco de un sistema financiero, el español, de reconocida solvencia.

Evolución de la actividad

Con respecto a la actividad, el crédito a clientes de Ibercaja ascendió a 33.068 millones de euros, aumentado un 7,15% interanual. En este ámbito cabe destacar la positiva evolución de los préstamos a actividades productivas, fundamentalmente pymes, con una variación del 17,60%.

El ahorro gestionado por la Entidad suma 47.299 millones de euros, con un crecimiento muy centrado en los productos de balance; así, el saldo del ahorro en balance asciende a 36.892 millones de euros, un 12,62% más que a fin de septiembre de 2007, y ha experimentado un incremento desde diciembre pasado de 1.849 millones de euros.

El saldo del ahorro gestionado fuera de balance se sitúa a cierre de septiembre en 10.407 millones de euros. En fondos de inversión, cuyo patrimonio ha experimentado descensos en estos meses en el conjunto de nuestro sistema, Ibercaja ha conseguido aumentar su cuota de mercado 6 puntos básicos respecto a diciembre de 2007, situándola en el 2,47% actual, mientras que en planes de pensiones el avance ha sido de 0,08 puntos, hasta el 4,85% al cierre del primer semestre de 2008.

Como consecuencia del deterioro de la actividad económica y del cambio de las condiciones de financiación, la tasa de morosidad de la Entidad se sitúa en el 1,72%. Este ratio es bastante menor que el del conjunto del sector de las cajas de ahorros, que a septiembre estaba en el 2,92%. También la cobertura de los saldos morosos con fondos de provisión es más elevada que la que mantiene el sector, con el 124%. Preservar la calidad crediticia de la cartera constituye uno de los principales objetivos de la Entidad, lo que se pone de manifiesto tanto en los criterios de concesión de las operaciones como en el proceso permanente de mejora de los sistemas de seguimiento y recuperación de riesgos.

La Caja mantiene una holgada posición de liquidez, que a final de septiembre asciende a 2.871 millones de euros, el 6,92% del activo, y a ella hay que añadir un saldo en la póliza de garantías ante el Banco de España de 2.684 millones, de los que no se ha dispuesto. Estos saldos líquidos suponen un elevado porcentaje de los depósitos minoristas y permitirían atender a la totalidad de los vencimientos de las emisiones mayoristas de los próximos ejercicios.

Uno de los más importantes objetivos de gestión de la Entidad es el de mantener un elevado nivel de solvencia, de modo que el coeficiente que mide esta magnitud (ratio BIS II) alcanza a final de junio el 13,05% de los activos ponderados por riesgo (el mínimo requerido es del 8%, lo que determina un diferencial del 5,05% y de 1.297 millones).

Por otro lado, las agencias de calificación crediticia Standard & Poor´s y Moody´s han mantenido, en marzo y julio de 2008 respectivamente, los ratings otorgados a Ibercaja, así como la perspectiva estable (Standard & Poor´s: A+/A-1; Moody´s: A1/P-1).

Evolución de la cuenta de resultados 2008

Los resultados consolidados de Ibercaja después de impuestos han alcanzado hasta septiembre de 2008 la cifra de 227 millones de euros, que representan un crecimiento sobre los obtenidos en el mismo periodo del año anterior del 7,03%.

La suma del margen de intermediación, los ingresos netos por comisiones y el resultado de la actividad de seguros configuran un margen básico de 657 millones de euros, que presenta un incremento del 3,68%. Los resultados por operaciones financieras y de aportaciones de entidades valoradas por el método de la participación hacen que el margen ordinario alcance 788 millones de euros, un 12,20% por encima del que se obtuvo en septiembre de 2007.

En el resto de capítulos, los gastos de explotación ascienden a 394 millones de euros, ya que incluyen los incentivos abonados a la plantilla por el cumplimiento de los objetivos del Plan Estratégico 2005-2007-. Respecto a las dotaciones a fondos de reserva de riesgos de crédito y otras contingencias, el importe se ha elevado a 109 millones de euros, con un aumento del 21,80%.

Como consecuencia de la agregación de estos componentes, el beneficio antes de impuestos ha sido de 297 millones de euros. Después de impuestos, presenta un incremento interanual del 7,03% y se eleva a 227 millones de euros.

Comentarios