El bailarín y coreógrafo, Pedro Azorín, tendrá una calle en el Polígono 41

parque , escultura , casas , obras , viviendas ,

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca ha decidido dar el nombre de una calle del polígono 41, al sur de los Olivos, al coreógrafo y bailarín, Pedro Azorín, quien vivió y mantuvo una estrecha relación con Huesca. Así mismo, el político socialista e impulsor de la enseñanza pública en España, Fernando de los Ríos, también tendrá una calle en el mismo Polígono.

La decisión deberá ser refrendada por el Pleno Municipal y se busca con ello reconocer la valía de ambas personas.

Azorín, aunque nació en Yecla, en Murcia, fue un intelectual de la jota y especialmente de su baile. Ha enseñado a bailar a Carmen Amaya, Luisillo, José Greco, Antonio Gades, María Rosa, José Antonio, el Ballet Folclórico Nacional y el Ballet Nacional de España. Participó en las películas Alma aragonesa, en una nueva versión de Nobleza baturra, y colaboró con la productora americana Walt Disney para su serie Por los caminos de España. Directores y coreógrafos de grandes compañías han recibido sus enseñanzas. Victoria Eugenia, Nana Lorca, Aurora Pons, Cristina Hoyos, Merche Esmeralda, Antonio Márquez y Joaquín Cortés, entre otros. Premio Nacional de Danza en 1959, sus últimos trabajos fueron el montaje La Dolores, obra que creó para la Compañía de María Rosa estrenada en febrero de 2001, y su participación en la película de Carlos Saura, Goya en Burdeos (1999). Falleció el 16 de noviembre de 2001 en Madrid

Por su parte, Fernando de los Ríos fue un político, dirigente e ideólogo socialista español, considerado como una de las más destacadas figuras del pensamiento socialista, destacando su propuesta de un socialismo humanista, desde una perspectiva no revolucionaria y deudora de la vanguardia de la socialdemocracia política y ética europea, y de un socialismo dentro del marco político de la democracia liberal, sin concesiones a cualquier tipo de aspiraciones totalitarias. Fue también un impulsor durante la segunda república de la enseñanza pública.

Comentarios