El Programa de Atención al Emprendedor en su Domicilio ha creado 1.478 empresas y cerca de 3.000 puestos de trabajo en las tres provincias aragonesas

El Programa de Atención al Emprendedor en su Domicilio (PAED) que el Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón gestiona a través de las Cámaras de Comercio e Industria de Zaragoza, Huesca y Teruel ha servido para crear hasta la fecha 1.478 nuevas empresas y 2.972 puestos de trabajo. La puesta en marcha de estas empresas ha comportado una inversión privada de 132 millones de euros y la aportación de 3,5 millones de euros por parte del Ejecutivo autónomo y las tres Cámaras de Comercio e Industria.

 

Estos datos se han expuesto en la sesión organizada en la Feria de Zaragoza para dar a conocer el balance del PAED en la provincia de Zaragoza, en la que se han creado en los cuatro últimos años 257 empresas y 563 puestos de trabajo al amparo de esta iniciativa, con una inversión que supera los 32 millones de euros. En el transcurso de esta jornada, el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, Manuel Teruel, han suscrito un convenio de colaboración que permite continuar el programa PAED en la provincia de Zaragoza durante el periodo 2008-2011, al igual que se hará en las próximas semanas en las provincias de Huesca y Teruel. Este programa tendrá en Aragón para los próximos 4 años una dotación económica de 3.180.000 euros, de los que el Departamento de Industria, Comercio y Turismo aportará 2.560.000 euros y las Cámaras los 620.000 euros restantes.

 

 

El PAED ha creado ya cerca de 3.000 puestos de trabajo en Aragón

 

Desde que se pusiera en marcha en 2001 de forma experimental en la localidad altoaragonesa de Benabarre el Programa de Atención al Emprendedor en su Domicilio “que funciona en todo el territorio aragonés excepto en Zaragoza capital- ha creado más de una empresa al día y casi 3.000 empleos, normalmente en zonas rurales o alejadas de los centros administrativos”.

 

En todo este tiempo, los 3,5 millones de euros de fondos públicos invertidos en el programa han movilizado una inversión privada que supera los 132 millones de euros. Más de 5.000 emprendedores han sido asesorados con el PAED, que ha visto como el 29% de los proyectos empresariales atendidos se convertía en negocios reales, con una inversión media por puesto de trabajo de 44.000 euros y un 43% de empleo femenino.

 

El PAED ha atendido proyectos en 455 municipios aragoneses, de los que 242 han sido escenario de la creación de una o varias empresas. Además, otros 253 proyectos empresariales ultiman actualmente los trámites de puesta en marcha, lo que hará posible la creación de 858 empleos adicionales. El asesoramiento recibido con el PAED ha sido esencial igualmente para evitar el fracaso de muchas iniciativas, que habrían puesto en una situación comprometida a más de 1.000 emprendedores.

  

Los proyectos atendidos y las empresas creadas corresponden fundamentalmente a los sectores de servicios (33,52%), comercio (27,12%), turismo y hostelería (25,26%), industria (10,47%) y construcción (3,63%).

  

Crear nuevas empresas en el territorio con el mínimo riesgo, objetivo principal

 

El Programa de Atención al Emprendedor en su Domicilio persigue crear nuevas empresas y asesorar a sus promotores haciendo frente a desafíos como la distancia en muchos casos hasta los núcleos administrativos, lo que lo convierte en una indicativa pensada especialmente para el medio rural. Además se trata de crear empresas con pocos riesgos y elevado índice de supervivencia, cosa que hasta la fecha se ha conseguido: el 74% de los negocios abiertos con el PAED sobrevive a los 5 años, cuando la media nacional es del 45,1%.

 

El PAED pone a disposición de quien quiera abrir una empresa o iniciar una nueva línea de negocio en la que ya tiene una oferta de servicios caracterizada por la proximidad, atención continuada incluso tras la puesta en marcha del negocio, gratuidad, trabajo en equipo, confidencialidad y la profesionalidad que proporcionan técnicos con experiencia contrastada en el asesoramiento y realización de estudios de viabilidad, aspecto en el que la colaboración de las Cámaras de Comercio es muy importante.

 

El PAED contempla tres fases y se pone en marcha cuando un emprendedor entra en contacto con cualquier agente PAED de su comarca o de las sedes centrales del programa en Zaragoza, Huesca o Teruel. El técnico asignado al caso se desplazará al domicilio o lugar de trabajo del emprendedor y hará un primer análisis del proyecto empresarial que quiere llevar a la práctica, orientándolo en este proceso inicial. Después se elaborará el correspondiente estudio de viabilidad económico-financiero y, en su caso, el análisis de mercado, herramientas imprescindibles para valorar el riesgo de puesta en marcha de la empresa. Si estos estudios demuestran que el proyecto es inviable, se informa al promotor para que lo oriente mejor o lo abandone si es preciso.

 

Finalmente, si la iniciativa es viable, se apoya al emprendedor en la toma de decisiones y realización de trámites, así como a la hora de cumplimentar toda la documentación necesaria para optar a las subvenciones a las que el proyecto pudiera acogerse.

Comentarios