Voluntarios de Alcoa Sabiñánigo pintan el Museo de Larrés

Trabajadores voluntarios de Alcoa Sabiñánigo dedicarán la jornada de este sábado, 25 de octubre, a acondicionar las instalaciones del Museo de Dibujo Julio Gavín de Larrés, junto con miembros de la Asociación Amigos de Serrablo. Fundación Alcoa donará 3.000 dólares a dicha organización, como muestra del respaldo de la compañía a estas iniciativas solidarias de sus trabajadores. Esta iniciativa se encuadra en el Mes del Voluntariado que Alcoa celebra este mes de octubre en todos sus centros de todo el mundo

Los voluntarios de Alcoa y Amigos del Serrablo pintarán las paredes de salas de la colección permanente del museo. Una vez acabada la tarea, todos los participantes compartirán una comida de fraternidad. Esta acción solidaria de los voluntarios de Alcoa Sabiñánigo reafirma el compromiso de implicación de Alcoa y Fundación Alcoa con la comunidad de su entorno, ayudando a mantener una de las instituciones culturales más relevantes de la zona.

En la misma línea de apoyo a la comunidad, los voluntarios de Alcoa han ayudado en la adaptación de las nuevas instalaciones de la Asociación Musical Chicotén, acondicionado el paraje natural y las zonas aledañas de la ermita de Santa Quiteria y otros muchos parajes de las estribaciones pirenaicas, por mencionar sólo sus iniciativas más recientes.

Dibujo Larrés fue una de las primeras instituciones que se benefició del respaldo económico de Fundación Alcoa, que financió su centro de documentación. El centro fue inaugurado en septiembre de 1986 y en la actualidad cuenta con más de 3.000 obras. La Asociación Amigos de Serrablo fue creada en mayo de 1971 y cuenta con más de 800 socios, que colaboran activamente en la vida social de la región.

Con esta actividad, Alcoa Sabiñánigo clausura su programa de participación en el Mes mundial del Voluntariado de Alcoa, que se desarrolla a lo largo de este mes de octubre y en el que tienen previsto participar más de 200 centros de la compañía en 32 países, con un programa de 780 actividades con el compromiso de participación de 47.000 trabajadores voluntarios de la compañía, entre las que destaca la plantación de 17.000 árboles, parte también del programa global de la compañía Diez Millones de Árboles.

En el transcurso de 2008, alrededor de 100 trabajadores de Alcoa Sabiñánigo han participado en los planes de voluntariado Bravo y Acción de Alcoa, dedicando un total de 6.850 horas de su tiempo libre a colaborar en actividades de acción social y de utilidad para la comunidad, con distintas organizaciones sin ánimo de lucro que recibieron de Fundación Alcoa un total de 24.500 dólares como muestra de su respaldo al voluntariado desinteresado de los trabajadores de la compañía.

Las ayudas que Fundación Alcoa ha aportado a Sabiñánigo y su comarca en los últimos nueve años ascienden a 636.000 dólares, distribuidas en un total de 16 proyectos de contenido educativo y formativo fundamentalmente, aunque también destacan proyectos de apoyo a organizaciones dedicadas a la atención de personas con necesidades especiales.

Fundación Alcoa, fundada en 1952 en Pittsburg (EEUU), es una organización que se sustenta de sus propios activos financieros y no de los beneficios de Alcoa. Operativa en España desde 1999, su principal objetivo es mejorar la calidad de vida en las comunidades en las que la compañía está presente. Alcoa promueve y respalda también entre sus empleados el voluntariado solidario y la acción social en la comunidad, para lo que cuenta con programas específicos, los llamados planes Acción y Bravo, para el fomento del voluntariado tanto colectivo como individual.

Comentarios