EL PAR de Sabiñánigo plantea reducir el IBI a colectivos sociales necesitados, rebajar el IAE y diversas bonificaciones

Según ha explicado su portavoz, Pedro Grasa, “el Grupo del Partido Aragonés ha propuesto una reducción del 5 por ciento del IBI para personas mayores de 65 años y familias con ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional. También plantea una bonificación de mil euros en la tasa de agua y alcantarillado para jóvenes y familias censados en Sabiñánigo que compren su primera vivienda, que se compensaría con un incremento en otros casos diferentes. Igualmente considera necesaria una reducción del 20 por ciento en la tasa de la escuela de educación infantil, con una bonificación del 10 por ciento para familias numerosas con determinados ingresos, cuando coinciden dos o más miembros de esa familia en el centro. Así mismo propone la supresión de la tarifa de los servicios de control animal, que aplica el cobro por el alta o modificación del censo”.

El portavoz del PAR señala que “en la situación económica que estamos viviendo, hay que tratar de incentivar el consumo y la actividad empresarial. Los impuestos municipales pueden contribuir a lograrlo”. Con ese fin, ha propuesto una reducción del 2 por ciento en el Impuesto de Actividades Económicas. También ha planteado la congelación del impuesto sobre vehículos y medidas alternativas en el apartado del impuesto de construcciones referente al acondicionamiento interior de locales, viviendas, bares, cafeterías y comercios, en que el grupo de gobierno pretende un incremento de 246 a 410 euros/metros cuadrado, “un 60% de aumento -explica Pedro Grasa- que es un exceso a todas luces para cualquiera que intente realizar obras de reforma. El Partido Aragonés plantea que no se incremente este impuesto y que además se bonifique si esas obras suponen la creación de actividad y puestos de trabajo”.

“Por otro lado -continúa-, consideramos que no puede existir ningún tipo de rebaja en las tasas de mercadillo y venta ambulante, ya que significa una desconsideración hacia el comercio estable de Sabiñánigo que no recibe rebaja alguna”.

En cuanto a la tasa por ocupación de terrenos, el PAR valora que debe evitarse todo aumento y por el contrario incluir la bonificación del 75 por ciento, “para aquellos trabajos relacionados con el acondicionamiento o rehabilitación de fachadas, edificios, locales comerciales que persigan mejorar la imagen de la ciudad, importante para la tracción comercial y turística”, concreta Pedro Grasa.

“Estas medidas -añade- pueden incentivar la actividad industrial, comercial y económica. No sólo son viables y el Ayuntamiento puede asumirlas sino que permitirían realizar una distribución más equitativa y justa del esfuerzo fiscal, acorde con la situación, además de disminuir la presión impositiva sobre los emprendedores”.

Comentarios