Iglesias defiende la travesía central por ser la solución más sostenible al tráfico transfronterizo

El Presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, aseguraba durante la inauguración deI Congreso Internacional sobre la Travesía por el Pirineo Central en Zaragoza que la manera de superar la crisis en Europa pasa por invertir en este tipo de grandes infraestructuras europeas. El proyecto como el túnel ferroviario por el Pirineo Central vendrá a costar entre 6.000 y 8.000 millones de euros

También afirmaba durante su intervención ante más de 400 congresistas que conectar a través de este túnel las economías de la Península Ibérica y Europa es la mejor medida para combatir el cambio climático y preservar un espacio sensible como el Pirineo.

Alrededor de 400 personas participan en el  I Congreso Internacional sobre la Travesía Ferroviaria por el Pirineo Central en el Palacio de Congresos del recinto Expo. Este congreso va a servir para conseguir apoyos y explicar la necesidad de palntear la Travesía Central por el Pirineo, un trabajo que se viene haciendo durante los últimos años. Además el presidente del ejecutivo autónomo ha pedido en el marco de este encuentro una mayor implicación del país vecino para sacar a delante este proyecto beneficioso para todos.

Se trata de un Congreso Internacional, técnico, de carácter práctico, para aprender de los éxitos y los problemas de otros proyectos similares. Destaca a su vez el importante número de empresas de todos los sectores que asisten al Congreso y del interés que ha mostrado el sector privado.

 El Congreso está dividido en cuatro bloques: proyectos ferroviarios, aspectos constructivos, gestión del transporte y financiación. El desarrollo de los mismos lo llevarán a cabo ponentes de alto nivel técnico y profesional.

El Gobierno de Aragón ha mostrado siempre su interés por el desarrollo de esta infraestructura, pues Aragón es el centro de un área que en un radio de poco más de 300 kilómetros concentra a cerca  de 30 millones de personas, desde las localidades francesas de Burdeos y Toulouse, pasando por Bilbao y Barcelona, hasta Madrid y Valencia. Además, desde que España y Portugal se integraron en la Unión Europea, el tráfico de mercancías a través de los Pirineos registra incrementos cercanos al 10% anual.

En los próximos años esta realidad crecerá todavía más, según se señala desde el GA por los intercambios que surgen con los nuevos países miembros de la Unión, y por los flujos de transporte crecientes entre el Magreb y Europa. En conclusión, el Sudoeste europeo se ha convertido ya en un esencial corredor de tráficos, de personas y  mercancías que, atravesando el Pirineo, llegan a los países de la Unión Europea. De ahí la importancia de construir un túnel de baja cota a través del macizo pirenaico.

Comentarios