UAGA-COAG impulsa un acuerdo en el seno de la interprofesional de forrajes para reclamar al gobierno que apoye ante la UE una prórroga de las ayudas hasta 2013.

 

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA, a través de José Manuel Penella, miembro de su Comisión Ejecutiva y responsable estatal de forrajes en COAG, ha impulsado un acuerdo en el seno de la Asociación Interprofesional de Forrajes Españoles (AIFE) para reclamar al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) que apoye ante la Unión Europea una prórroga de las ayudas que percibe el sector hasta 2013.

 

En una carta remitida al MARM, las organizaciones que forman parte de AIFE explican que dentro del "chequeo médico" de la Política Agrícola Común (PAC), la Comisión Europea (CE) propone la eliminación de la ayuda existente de 33 euros por tonelada en el sector de los forrajes desecados a partir del 2011.Sin embargo, exponen que tanto productores como transformadores de forrajes coinciden en que esta ayuda debería prorrogarse hasta el 2013, para que el sector en su totalidad pueda adaptarse a la nueva situación. “Las consecuencias directas de la supresión de la ayuda acoplada serían una reducción drástica de los volúmenes de producción, del orden del 80%, y la contracción de la economía en las zonas afectadas, lo que es incoherente con los objetivos y las estrategias de desarrollo rural de la UE” ha argumentado José Manuel Penella, responsable del sector de forrajes de COAG. Además, en el que caso de que desaparezca el régimen de ayudas, el sector augura pérdidas de empleos, de rentas, de activos industriales y de la cultura y conocimiento adquiridos, ya que las posibilidades de reconversión del personal afectado son débiles, en zonas rurales muy puntuales y poco densas.

 

Otra consecuencia que destaca UAGA-COAG es la reducción del suministro de materia prima a las industrias de fabricación de piensos compuestos, una fuerte dependencia de las importaciones de otras alternativas forrajeras como la soja y sus derivados y una pérdida de los beneficios medioambientales locales.

 

España es el principal país productor de forrajes de la UE, con una producción de 1,8 millones de toneladas, que corresponden al 48% del total comunitario. El valor de la producción forrajera en 2007 alcanzó en España los 687,5 millones de euros, lo que significa un 1,7 por ciento sobre el total de la producción final agraria.

 

En lo que respecta a Aragón, nuestra Comunidad es la primera productora estatal de forrajes con una producción de 1.011.221 toneladas. En cuanto a la superficie destinada a forrajes en España, Aragón también es la primera con el 51,66% de la superficie total.

 

UAGA-COAG señala que desde la reforma de la PAC de 2003, los productores de forrajes españoles han realizado un notable esfuerzo económico para mejorar su rentabilidad, su especialización y su competitividad y han logrado una mejora de los rendimientos y una modernización de sus explotaciones. Asimismo, se han llevado a cabo mejoras importantes en los procedimientos de secado, en la búsqueda de productos alternativos con valor añadido y se están realizando esfuerzos por parte de la industria para hacer sus instalaciones multifuncionales.

 

Ante el actual escenario de crisis alimentaria mundial, es importante continuar con el cultivo de forrajes para garantizar dietas de calidad para la cabaña ganadera y reducir la dependencia en las importaciones de proteínas vegetales. La actual política de medio ambiente y agricultura de la Unión Europea se basa en la mitigación del cambio climático, la desaceleración de la pérdida de biodiversidad y el respeto a los recursos naturales (aire, agua y suelo), y el cultivo de plantas forrajeras como la alfalfa supera con creces estos tres retos. Además, para enero de 2011 (como consecuencia de alcanzar el 50% de biomasa y del 34% de ahorro sobre el 50% restante) el consumo de combustible fósil por tonelada transformada habrá descendido hasta el 33%. Esta reducción supone que se habrá producido un ahorro de un 67 % respecto al momento de entrar en vigor la reforma de la PAC de 2003.

Comentarios