La mortalidad descendió en Aragón durante 2006

Aragón registró en 2006 un total de 12.989 defunciones de residentes en la Comunidad Autónoma (6.761 varones y 6.228 mujeres), lo que supone una tasa bruta de 10,2 por 1.000 habitantes. Del total de muertes, 447 se produjeron fuera del territorio aragonés. La esperanza de vida al nacer es de 78,6 años en varones y 84,9 para las mujeres. La evolución de este aspecto en Aragón ha sido de permanente aumento (desde 1975 ha aumentado 6,2 años en varones y 7,5 en mujeres).

La mortalidad general presenta una relación directa con la edad; a mayor edad, mayor probabilidad de fallecimiento. Globalmente, las enfermedades del aparato circulatorio, las respiratorias, las del sistema digestivo y los tumores son las primeras causas de muerte, constituyendo en total el 78,4% de todos los fallecimientos. Los años potenciales de vida perdidos (APVP) ese año, es decir, los debidos a una muerte antes de lo esperado, fueron 31.937 (22.223 en varones y 9.714 en mujeres).

Desglosados estos datos por sexos, si atendemos a la mortalidad en la población masculina las principales causas son los tumores (30'8%). En cuanto a la población femenina, la primera causa de muerte fueron las enfermedades circulatorias (36%).

En relación con la edad, en 2006 fallecieron 42 niños menores de un año. El 50% de las muertes se debieron a enfermedades originadas en el periodo perinatal y el 31% a anomalías congénitas. En el grupo de 1 a 4 años destacan las causas externas al igual que en el segmento de edad de 15 a 34; es especialmente destacado el grupo de los 15 a 24 años, donde estas causas supusieron el 77% de las muertes. La mayoría de todas estas defunciones se debió a los accidentes de tráfico.

Entre los 35 y 74 años, los tumores ocupan el primer lugar como causa de los fallecimientos. Destacan los tumores malignos broncopulmonares en los hombres y el tumor maligno de mama en la mujer. Entre los mayores de 75 años las enfermedades del aparato circulatorio son las causas más frecuentes, siendo las enfermedades cerebrovasculares, la insuficiencia cardiaca y el infarto agudo de miocardio las más importantes entre ellas.

Comentarios