Unidades de Montaña inician el relevo de la misión en Afganistán

Militares, desfile , tropas, soldados

Unos 174 militares partían el pasado miércoles desde el aeropuerto de Zaragoza con destino a Afganistán. Esta rotación constituye la primera de las tres organizadas para trasladar a las bases españolas de Qala-i-Naw y Herat el relevo de los efectivos allí estacionados desde el pasado mes de julio.

El nuevo contingente está compuesto por cerca de 400 militares, procedentes, en su mayoría de la Jefatura de Tropas de Montaña con sede en Jaca. Con ellos viajan efectivos procedentes de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 41 (AALOG 41) de Zaragoza, así como miembros del Batallón de Helicópteros III (Agoncillo) de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET).

La nueva agrupación, ASPFOR XXI, al mando del coronel Ramiro Giménez Jiménez, asumirá el control de su área de responsabilidad a partir del próximo 12 de noviembre, fecha prevista para la Transferencia de Autoridad (TOA) con la ASPFOR XX, formada por unidades de III Bandera de la Brigada Paracaidista “Almogávares” con sede en Jabalí Nuevo (Murcia), junto a  efectivos de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), y de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 21 de Sevilla.

El Coronel Ramiro Giménez ha indicado que existen riesgos y son conscientes de ello, pero también ha destacado que son personas preparadas y un tercio de ellos ya han estado allí en anteriores ocasiones.

El contingente operará durante los próximos cuatro meses en Afganistán constituyendo el Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) en Qala-e-Naw, provincia de Badghis, y la Compañía de Reacción Rápida (QRF) del mando regional oeste con sede en Herat. Por su parte, los primeros 120 efectivos de ASPFOR XIX, que finalizan su misión, llegaban el jueves al aeropuerto de Madrid-Barajas.

El lugar en el que se desarrolla esta labor es uno de los más pobres de Afganistán. El general Gumersindo Veiga, Jefe de las Tropas de Montaña, ha señalado que son conocedores del riesgo que asumen. Para ello desde el mes de mayo se les ha preparado para todo lo que se pueden encontrar.

Las misiones encomendadas a las unidades de montaña comenzaron en 2002. Las cuatro primeras fueron llevadas a cabo por efectivos de la Brigada de Cazadores de Montaña `Aragón I`, en 2002, 2005, 2006 y 2007. Ahora la asume la Jefatura de Tropas de Montaña, nuevo nombre dado a la Brigada `Aragón I` desde enero del presente año dentro de la reorganización del Ejército de Tierra.

Comentarios