La descontaminación de Bailín sigue siendo prioridad para la DGA

Con motivo de las informaciones de varias asociaciones ecologistas sobre la descontaminación de los terrenos afectados por la empresa Inquinosa en Sabiñánigo, desde el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y del Ministerio de Medio Ambiente, se insiste con relación a la descontaminación de Bailín, que “son amplios y complejos los trabajos técnicos que se están llevando a cabo, a lo que se unen la inversión realizada, como la prevista, demostrando que se sigue el tema desde las administraciones citadas, con un presupuesto de inversiones en 40 millones de euros”.

Se trata de los trabajos de descontaminación más complejos y costosos jamás realizados en nuestra Comunidad Autónoma. En concreto, desde el año 95, el Gobierno de Aragón ha invertido ya 12 millones de euros, de los que 9,5 corresponden a las legislaturas del consejero Alfredo Boné.

Además, se ha firmado un convenio entre el Gobierno de Aragón y el Ministerio, por el que se van a destinar otros 28,6 millones, lo que suma los 40 millones. Dentro de este convenio, Aragón aporta 15,6 millones, y el Ministerio, 13 millones. Es el segundo convenio específico que firman ambas instituciones desde la aprobación del Protocolo Marco que rige su relación bilateral desde 2007. El primero versó sobre el plan nacional de calidad de las aguas en Aragón.

Este convenio permite financiar las obras para la descontaminación definitiva de esta zona, en la que se vienen acometiendo intensos trabajos de prevención, vigilancia, control, analíticas, estudios hidrogeológicos y descontaminación del área donde están confinados los residuos de HCH (hexaclorociclohexano), derivados de la producción del pesticida lindano en la antigua fábrica de INQUINOSA en Sabiñánigo entre 1977 y 1987.

Esta es la última y definitiva fase de las actuaciones previstas en la declaración de impacto ambiental del año 95. En todo momento, y ante la falta de respuesta efectiva de la empresa causante de la contaminación, el Gobierno de Aragón ha actuado de forma subsidiaria.

Para garantizar la información y la coordinación institucional, se ha formado una comisión de seguimiento de los trabajos, en la que están representados diversos departamentos del Gobierno de Aragón, el Ministerio de Medio Ambiente, Confederación Hidrográfica del Ebro y Ayuntamiento de Sabiñánigo.

Estas partidas van a permitir construir una gran celda de seguridad en el propio paraje de Bailín. Esta celda, totalmente cerrada, impedirá con absoluta fiabilidad cualquier riesgo de filtración. Además, contará con todas las medidas de seguridad para cualquier riesgo sísmico. El auténtico peligro sería dejar indefinidamente los suelos contaminados en su situación actual, ya que el riesgo es siempre latente mientras no se acometa la solución definitiva, a pesar de todos los trabajos realizados ya y la inversión acometida, que más adelante se detalla.

Los trabajos técnicos previos para la construcción de la celda de seguridad están ultimados, y la contratación de las obras podría licitarse este mismo invierno. Está previsto que el consejero Boné anuncie este lunes la inversión prevista para 2009, dentro de su comparecencia de presupuestos ante las Cortes.

La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla, ha señalado hoy que ayer mismo habló por teléfono con las tres asociaciones (Ecologistas en Acción, SEO y ANSAR), y les comunicó que el Gobierno de Aragón está de acuerdo con ellas en la necesidad de buscar soluciones para la descontaminación de los suelos afectados por la empresa Inquinosa no solo en Bailín, sino también en la zona de Sardas y en la antigua fábrica. De hecho, el viceconsejero de Medio Ambiente, Luis Marruedo, ya trasladó al secretario de Estado de Agua, Josep Puxeu, la necesidad de buscar fórmulas de colaboración para esos terrenos. También se ha atendido la solicitud de los ecologistas de ampliar el plazo de información pública sobre el proyecto de descontaminación de Bailín. De todo ello informó ya la directora general en una reunión mantenida semanas atrás en Sabiñánigo con los alcaldes de la zona.

Entre las actuaciones ya realizadas en los últimos años, figura la instalación de piezómetros de control y extracción; una nueva red de conducción entre bombeos; una infraestructura de recepción, decantación y envasado del residuo extraído; resellado del confinamiento para minimizar los lixiviados y diversas mejoras en la depuradora de aguas existente. Asimismo, se ha acometido el acondicionamiento de accesos y la contratación de la coordinación de seguridad y salud en las obras, estudios y actuaciones. Desde 2007, el Gobierno de Aragón se ha ejecutado el proceso de expropiación de estos suelos para poder acometer esta nueva fase.

En cuanto a la descontaminación de Bailín, el confinamiento de los suelos contaminados en una gran celda de seguridad es la única opción viable y segura. En Aragón, está prohibida la incineración de productos peligrosos, por lo que queda totalmente descartada esta opción, que en algún momento ha sido planteada por asociaciones ecologistas. El traslado de estos productos a plantas incineradoras europea costaría varios años, y el traslado por carretera también entrañaría serios riesgos.

Por ello, es imprescindible la ejecución de una nueva celda, que permita el desmantelamiento del actual vertedero y el traslado de su contenido a esa nueva instalación, que se levantará en unos terrenos contiguos. Tras el desmantelamiento y traslado de los residuos, continuarán los trabajos de descontaminación definitiva. De hecho, los trabajos de seguimiento deberán prolongarse, como medida precautoria, durante no menos de 30 años.

Las obras serán ejecutadas por el Gobierno de Aragón, quien también está siendo el responsable de tramitar su Autorización Ambiental Integrada, que incluye la Evaluación de Impacto Ambiental. La primera fase consistirá en la construcción de una celda de seguridad y de infraestructura auxiliar. A continuación, se desmantelará el actual vertedero y se llenará la celda, que posteriormente será sellada de forma definitiva.

Además, se ejecutarán las siguientes actuaciones: seguimiento analítico de aguas y lixiviados, acondicionamiento de la depuradora y gestión de los lixiviados; tratamiento de todos los lixiviados generados durante las obras; seguimiento hidrogeológico de los suelos afectados; expropiación de los terrenos de titularidad privada necesarios para la ejecución de las obras; seguimiento de la gestión de residuos en el nuevo vaso de seguridad, incluidos sus controles analíticos de contraste; y redacción del proyecto de remediación del emplazamiento sobre el que se encuentra el antiguo vertedero, y su ejecución posterior, una vez se haya concluido el desmantelamiento del antiguo

vertedero.

Comentarios