Las estaciones del Pirineo aragonés están trabajando para abrir lo antes posible

Debido a la nieve que ha caído en los últimos días, las estaciones de esquí del Pirineo aragonés están trabajando para abrir sus instalaciones lo antes posible. Todo dependerá de las condiciones del tiempo. De momento hay una capa en la zona media-alta de los centros invernales de 40 centímetros. La estación de Formigal está trabajando para poder abrir la zona de Anayet, a partir de la cota 1.800 metros, el fin de semana 15-16 de noviembre. El resto de estaciones están trabajando para abrir al público el 15 o el 22 de noviembre.

Los pròximos días serán clave. Para ello se espera que no suban demasiado las temperaturas, se pueda trabajar en acondicionar y pisar la nieve que ha caído, y la vez se pueda seguir fabricando nieve artificial.

Este año el calendario no ayuda demasiado al sector turístico. El puente de la Constitución e Inmaculada, no es tan largo como en temporada anteriores, ya que sólo hay tres días festivos. Por ello las estaciones valoran de forma muy positiva la posibilidad de abrir sus centros invernales en el mes de noviembre.

Mientras la nieve aragonesa continúa su campaña de promoción en las principales ciudades de nuestro país. Estos días están dando a conocer la oferta de las 7 estaciones de esquí alpino en la feria de Valencia

En el resto del país, en funcionamiento están las estaciones de Alto Campo en Cantabria que el pasado año apenas pudo abrir, y la Masella en el Pirineo Catalán. En cuanto a la previsión de apertura la mayor parte de ellas están trabajando en la fecha 22 o 29 de noviembre, así Sierra Nevada trabaja su apertura para el 22 de noviembre y Baqueira para el 29 de noviembre

Comentarios