El Congreso de Administración Local se cierra con la mirada puesta en la Aplicación del Plan Localidad 2008-2011

El Plan de Administración Local Aragonesa 2008-2011, que ha elaborado la Dirección General de Administración Local, trata de mejorar el servicio que los ayuntamientos prestan a los ciudadanos, a través de múltiples mecanismos, entre los que se incluye la aplicación del teléfono 010 de atención ciudadana a todo el territorio aragonés o la inclusión de pruebas psicotécnicas en la selección de personal público que garanticen la contratación de personal motivado y con vocación de servicio público.

 

El Plan, cuyas líneas básicas se han presentado en el Congreso, pretende elaborar los instrumentos y mecanismos de apoyo necesarios para favorecer la modernización y la mejora en la prestación de las funciones de la administración local y, en concreto, de los servicios que ofrece al ciudadano.

En este último apartado, el profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Zaragoza, José Luís Bermejo, ha señalado que “hay que considerar a cada empleado público local como un embajador de su ayuntamiento”, en relación a la necesaria optimización y revalorización del capital humano que, a su modo de ver, es necesario en las administraciones locales aragonesas.

 

Otro de los aspectos señalados del Plan Localidad es la incorporación de un compromiso medioambiental en el funcionamiento de la Administración, que incluye la elaboración de directrices de ahorro de agua y energía en las propias estructuras de funcionamiento de los municipios, la elaboración de un informe de sostenibilidad-tipo y el establecimiento de un premio a las buenas prácticas institucionales en materia de responsabilidad social.

 

El impulso de la Administración Electrónica que pretende el Plan pasa por incrementar el acceso electrónico a los servicios públicos de forma que la mayor parte de los trámites sea posible realizarlos por vía electrónica.

Otras herramientas que contempla este ambicioso Plan es implicar a todos los empleados, elaborar una encuesta periódica de satisfacción, crear un sistema de quejas y sugerencias, sustituir los documentos de papel por los electrónicos, o elaborar un manual de contratación pública sostenible y responsable.

 

Reforma del IVA y participación de Ayuntamientos en el IRPF

 

El presidente de ASAEL (Asociación Aragonesa de Entidades Locales), Jesús Solá ha reclamado una reforma del IVA que no perjudique tanto a las cuentas municipales, una restitución del IAE (Impuesto de Actividades Económicas) y una participación de los municipios en el impuesto del IRPF que, según su opinión “es la auténtica fórmula de financiación de los municipios”. Sola ha propuesto, además, que se compense de alguna manera a los municipios que ahora tienen grandes limitaciones en su desarrollo industrial por motivos medioambientales. “En el futuro deberemos ver cómo se les “discrimina positivamente”, ha señalado.

 

Por su parte, el presidente de la FAMP (Federación Aragonesa de Municipios y Provincias), Salvador Planas ha señalado en el Congreso que en Aragón se hace necesaria una nueva Ley de Administración Local que resuelva los dos grandes problemas de los municipios: el marco competencial y la financiación. Planas ha indicado que las transferencias de la Comunidad Autónoma a las Comarcas deberían hacerse conforme éstas tengan capacidad para asumirlas, no en bloque, tal como se ha hecho hasta ahora; ha instado además a una colaboración “coordinada, leal y verdadera entre Ayuntamientos, Comarcas, Diputaciones y Comunidad Autónoma”

 

Jesús Isla, en representación del Consejo de Cooperación Comarcal ha valorado positivamente la actividad de las comarcas pues, en su opinión, han demostrado flexibilidad al adaptarse a las necesidades específicas de los habitantes de cada zona. “En la práctica, están dando mejor servicio a los ciudadanos que el que se prestaba antes de su creación”.

 

Comentarios