La CREFCO invita al Secretario de Estado Víctor Morlán a visitar el túnel de Canfranc

2003072828 Tunel canfranc.jpg

El portavoz de la CREFCO, Benjamín Casanova, ha enviado una carta al Secretario de Estado de Planificación del Ministerio de Fomento, Víctor Morlán, señalando que sería interesante organizar una visita guiada al túnel del ferrocarril de Canfranc para conocer la situación real del mismo. En la carta la CREFCO también critica las palabras de Morlán en las que ponía en duda el buen estado del túnel ferroviario.

Benjamín Casanova señala en su carta que a su regreso de Canfranc, “donde la Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) recibió el apoyo de las organizaciones de toda España que participaron en las IX Jornadas de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril, vi sus declaraciones en las que, hablando de la posibilidad de recuperar nuestro ferrocarril internacional, puso en duda el buen estado del túnel ferroviario e incluso comentó que en el mismo se alojaba un laboratorio”.

“Convencido como estoy de las bondades de la I + D + I, le confieso que sus palabras me apesadumbraron. Desconocía que los investigadores del Laboratorio de Física Nuclear y Altas Energías hubieran tenido que regresar al entrañable vagoncito en el que realizaron sus experimentos durante décadas, a mitad del viejo túnel de Canfranc. Supongo que será porque los pequeños desprendimientos producidos en la bóveda de la nueva caverna, inaugurada hace dos años, hacen imposible su uso. ¡Qué lástima! Habría que llamar al rector de la Universidad de Zaragoza para que avise a sus investigadores de que no vayan a las nuevas instalaciones, porque parece que ellos no se han enterado del desahucio”.

“También – prosigue la carta- habría que llamar a la empresa que gestiona la seguridad del túnel carretero del Somport, porque están convencidos de que, en caso de accidente en el mismo, pueden utilizar el subterráneo ferroviario para evacuar a las víctimas. No vaya a ser que, encima del primer susto, les caiga un pedrusco en la cabeza. También convendría cortar la electricidad que alimenta el alumbrado permanente del viejo túnel, para evitar que un eventual resquebrajamiento de la pared pueda provocar un cortocircuito, que se me antoja peligroso. Y nobleza obliga, señor secretario de Estado, deberían ustedes pedir excusas a los trabajadores que perforaron el túnel carretero, puesto que transitaron miles de veces, durante los no pocos años que duró su construcción, por un subterráneo cuya seguridad, por lo que usted dice ahora, no estaba garantizada. Con nosotros no hace falta que se excusen. Estamos acostumbrados a bromas como ésta”.

Comentarios