La CREFCO puntualiza que 60 millones de euros costaría reabrir el tramo Bedous-Canfranc

El portavoz de la Coordinadora para la reapertura de la línea Canfranc-Olorón (Crefco), Benjamín Casanova, ante las manifestaciones que hizo en el International Rail Forum el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes de la Diputación General de Aragón, Alfonso Vicente, le ha enviado una carta donde le aclara que 60 millones de euros costaría reabrir el tramo ferroviario entre Bedous y Canfranc. El consejero afirmó que hay estudios que indican que la inversión a realizar para la reapertura del Canfranc sería de 250 millones de euros en cada lado del Pirineo.

La CREFCO ha agradecido al consejero que públicamente considere "irrenunciable" la reapertura del Canfranc, “porque las actuaciones al respecto de la DGA en los últimos años han marcado un claro distanciamiento de esta reivindicación, tan sentida por los aragoneses”.

En cuanto al coste de la reapertura, la cifra de 60 millones de euros se refiere exclusivamente al tramo Bedous-Canfranc, único que seguirá fuera de servicio cuando, en 2010, se reabra al tráfico el Olorón-Bedous, gracias a la inversión de 30 millones de euros que va a efectuar en el mismo el Consejo Regional de Aquitania. Además, dicho Consejo, el ministerio francés de Équippement y RFF van a invertir otros 45 millones en la modernización del tramo Pau-Olorón. Así que la reapertura de la parte francesa del Canfranc sería posible con tan solo 60 millones de euros. Aunque no es imprescindible, podría añadirse el coste de la electrificación de toda la línea, entre Pau y Canfranc, pero aun así queda muy lejos de la cifra apuntada por el consejero, según la CREFCO.

“En cuanto a la parte española, - prosigue la Coordinadora- desde 2004 están en el Ministerio de Fomento los proyectos de la modernización de los tramos Huesca-Ayerbe (redactado por Sers Consultores en Ingeniería y Arquitectura), Ayerbe-Caldearenas (TRN Ingeniería y Planificación de Infraestructuras, S.A.), Caldearenas-Jaca (GPO Ingeniería, S.A.) y Jaca-Canfranc (Saitex, S.A.) cuyo coste total se eleva a solo 139,9 millones de euros. Aunque añadiéramos la electrificación, seguiríamos lejos de los 250 millones. Mucho más si aplicamos a todos los tramos la rebaja del 60% que Fomento ha conseguido en el Caldearenas-Jaca, a costa de reducir la modernización a una simple renovación de vía. Y no vale la excusa de que piensan en un nuevo trazado, porque si aceptáramos la innecesaria propuesta de perforar un túnel bajo la Sierra Caballera, tendría usted que añadir mil millones a sus previsiones”.

“Así que, si de verdad quieren convertir en realidad este "proyecto irrenunciable", lo tienen fácil: Por la mitad de lo que les han costado cinco kilómetros de autopista entre Villafranca y El Burgo de Ebro, podríamos ver a los trenes franceses asomar de nuevo por el túnel de Canfranc”, concluye la carta de la CREFCO.

 

Comentarios