Sin noticias sobre la iluminación navideña en Huesca

luces Navidad 07

Cuando en otras ciudades españolas ya se ha instalado por completo la iluminación navideña, e incluso se están realizando pruebas para comprobar su funcionamiento, en Huesca este año, todavía no se ha colgado ni una sola bombilla o guirnalda luminosa. En otros años, los adornos navideños ya se encontraban presentes en las calles oscenses.

El ayuntamiento ilumina, habitualmente, el Coso Bajo y Alto, y varias calles más. Desde hace unos años, existía un convenio de colaboración, firmado entre consistorio y comerciantes por el que, en un total de 13 calles, los empresarios de comercio ponían las luces de Navidad, que eran colgadas a cargo del ayuntamiento de Huesca. El pasado año finalizó el citado convenio, que no se ha renovado, y este año el ayuntamiento no ha destinado partidas económicas a esta cuestión. Los comerciantes aseguran que, en esta situación de crisis, no pueden desembolsar más dinero.

La iluminación navideña, en el año 2005, costó a los comerciantes un total de 53.600 euros, una cifra que se ha ido manteniendo todos los años. Propiedad de los empresarios son 33 adornos en el paseo Ramón y Cajal, la manta de luces leds de los Porches de Galicia, 7 adornos de la avenida de la Paz, 14 de las calles Zaragoza y Barbastro y 11 de la avenida Pirineos. Ello, además de 18 cortinas luminosas, 4 carteles grandes para las entradas la la ciudad, cordón luminoso para árboles, cable eléctrico y 4 carteles de neón en los que se lee "Felices Fiestas". Toda esta iluminación corre peligro si no se empieza a trabajar cuanto antes, y podrían llegar las fechas previas a la Navidad, sin luces.

Los comerciantes recuerdan que, en todas las ciudades, son los ayuntamientos los encargados de engalanar e iluminar sus calles.

A todo esto, también hay que sumar el alto coste de la factura eléctrica de las luces que disponía en los Cosos el ayuntamiento, con guirnaldas con décadas de antigüedad, que llevan bombillas que suponen un gasto excesivo. De hecho, sólo cada una de esas guirnaldas gastaba lo mismo que la manta de luces de led que dispuso la Asociación de Comerciantes en los Porches de Galicia.

Además, el año pasado se aprobó en el pleno del ayuntamiento oscense una proposición de IU en la que se pedía que se renovaran los elementos de la iluminación navideña con el fin de contribuir al ahorro energético. El año pasado ya no había tiempo material para hacerlo, por lo que el equipo de gobierno se emplazó a este 2008. De momento, no se ha hecho nada.

Hay que recordar que el pasado año, la Asociación de Comerciantes instaló iluminación de Navidad en la avenida de la Paz, avenida Pirineos y General Lasheras, avenida Doctor Artero, calle del Parque, Barbastro, Cabestany, Doña Sancha, Plaza de Arista, Ricardo del Arco y calle Zaragoza. En la calle Fatás y en la plaza Concepción Arenal se colocaron tubos luminosos alrededor de las farolas.

Recuerdan también desde la Asociación que, hace varios años, compraron 10.000 metros de tubo luminoso. Las brigadas municipales, al recogerlo, lo cortaron por cualquier sitio, con lo que lo estropearon y no sirve ya para nada.