89 sacerdotes, 225 religiosas, 511 primeras comuniones y 2.640 pobres y sin techo atendidos, algunas cifras de la Diócesis de Huesca

Este domingo se celebraba el Día de la Iglesia Diocesana. Este año 2008, el lema era "Tú eres testigo de la fe de tu Iglesia". Además de dar gracias por la Iglesia diocesana de Huesca, por las parroquias y grupos, por el Obispo, los sacerdotes, religiosos, catequistas y otros muchos voluntarios en tantas tareas que se llevan a cabo en el área social o litúrgica, esta jornada invita a pensar a los católicos en cómo se puede colaborar, de forma económica, para ser testigos de la fe. En esta fecha, además, se dan a conocer, los datos más destacados de la Diócesis.

La de Huesca, actualizados a 31 de diciembre de 2007, cuenta con 210 parroquias. De ellas, 194 son atendidas por clero diocesano y 16 por religiosos. En esta diócesis hay 89 sacerdotes diocesanos. 75 son residentes en la diócesis y 14 fuera de la diócesis. Hay, además, cinco sacerdotes que proceden de otras diócesis españolas y uno que llegó del extranjero.

Dentro de lo que es vida consagrada, hay 23 religiosos sacerdotes, 4 religiosos no sacerdotes y 225 religiosas. Además, hay 2 seminaristas diocesanos.

Por lo que se refiere a la celebración de Sacramentos, el pasado año se celebraron 498 bautismos, 511 primeras comuniones, 100 confirmaciones y 249 matrimonios. Además, hay 194 alumnos matriculados en educación Infantil en centros católicos, 1.987 en Primaria-Secundaria y 201 en Bachillerato.

Y además, hay 494 personas asistidas en las 6 casas para ancianos, enfermos crónicos, inválidos y minusválidos con que cuenta la Diócesis de Huesca. 279 personas fueron atendidas en el Centro de Orientación Familiar. Hubo 351 asistencias en el centro para víctimas de la violencia y ex prostitutas. Se atendió a 2.640 personas (de ellos, 1.072 mujeres) en los 10 centros y puntos de acogida para mitigar la po breza, asistencia a inmigrantes y sin techo. Y finalmente, se cuenta con 2 centros de rehabilitación para drogadictos con 263 casos.

Y en cuanto a los resultados económicos del Obispado de Huesca, el pasado año hubo saldo positivo, con 80.000 euros más de ingresos que de gastos. Dentro de las cifras que se destinaron a ayudar a los más pobres, la Diócesis destinó importantes cantidades de dinero a diversas actuaciones de Cáritas, además del Domund, la Infancia Misionera, Manos Unidas o el Proyecto de Solidaridad Diocesano- Mateo 25.