CHA se solidariza con los trabajadores de Oscainox

Desde el Grupo Municipal de CHA en el ayuntamiento de Huesca señalan que desgraciadamente nos volvemos a topar con la cruda realidad del cierre de una nueva empresa industrial en nuestra ciudad. La dirección de Oscainox, es decir el grupo Talde, anunció el cese de la actividad de esta empresa dedicada a la producción de muebles y complementos para la hostelería. Golpe a golpe, y a pesar de algunas pequeñas luces, el tejido industrial de nuestra ciudad va desapareciendo y con él el empleo de cientos de oscenses que pasarán a engrosar las cada día más grandes listas de paro. En una primera valoración desde Chunta Aragonesista, y con la reserva necesaria a la espera de la reunión que mañana mantendrá el concejal de Desarrollo con la dirección de Talde, señalan:

El desenlace que se ha producido no era algo inesperado después que los trabajadores llevaran 45 días sin cobrar. La nefasta gestión de la dirección del grupo Talde ha tenido mucho que ver con este final. Una vez más queda patente que un mercado con posibilidades y una plantilla cualificada pueden ser desbaratados por la mala gestión de la dirección empresarial. Esperamos que, al menos a la hora de contemplar las indemnizaciones por año trabajado, el grupo Talde no regatee lo que en justicia corresponde a los trabajadores. Chunta Aragonesista les manifiesta su apoyo y queda a su disposición para contribuir a conseguir este objetivo.

Durante los últimos meses se nos había informado del interés de otro grupo empresarial por ampliar su actividad instalándose en Huesca y hacerse con Oscainox. Parece que estas negociaciones finalmente no han fructificado pero mientras exista la menor posibilidad debe seguir apoyándose el intento y en cualquier caso hemos de ver en ese grupo un posible cliente interesado en nuestra ciudad. Ofrecer condiciones ventajosas en suelos industriales públicos, como PLHUS, es algo que debe incorporarse a la agenda de trabajo del área de desarrollo municipal y consejería de Industria del Gobierno de Aragón.

La realidad industrial de nuestra ciudad es grave y no puede ser disimulada en ningún diagnóstico serio que hagamos. Las acciones de cierre de empresas deben ser corregidas con acciones de gobierno concretas y no con documentos llenos de texto farragoso. En este sentido desde Chunta Aragonesista insistimos en la necesidad de poner a trabajar el suelo público que ya tenemos, PLHUS o WALQA, mediante precios competitivos y fórmulas de gestión coparticipadas entre Ayuntamiento y Gobierno de Aragón. En este caso querer es poder porque los mecanismos están en nuestras manos.

 

Seguramente la ocasión de evitar el cierre de Oscainox ya ha pasado. Ante una mala práctica empresarial poco se puede hacer desde los poderes públicos pero si estamos en la obligación de intentar que los accionistas del grupo Talde “no se vayan de rositas”, sobre todo teniendo en cuenta las recalificaciones a la carta o reformas de planeamiento urbanístico efectuadas para propiciar la implantación de la actividad empresarial. A principio del otoño Chunta Aragonesista puso encima de la mesa una propuesta para el desarrollo socioeconómico de la Ciudad con cincuenta medidas concretas, de las cuales doce se centran en acciones políticas para la reindustrialización. Seguimos reivindicando un auténtico Plan de Desarrollo Socioeconómico elaborado de forma participada y que concrete acciones contundentes, concluye Miguel Solana.

Comentarios