Logisara justifica el cierre de Transportes Aragón por las pérdidas económicas

Transportes Aragón, mediante un comunicado de prensa, da a conocer que “los órganos de administración de Logisara S.A. están trabajando con el fin tanto de conseguir un cese ordenado de la actividad económica como de buscar una solución viable a los trabajadores afectados”. En el comunicado explica que siempre se ha informado desde la compañía a las instituciones y representantes de los trabajadores e incluso después de la junta general, celebrada el 5 de noviembre, se informó que la actual situación hacía inviable la continuidad económica de Transportes Aragón.

En el comunicado se detalla el proceso que se ha llevado a cabo en los últimos cuatros años, “en 2004, debido a su crítica situación económica, se declaró Concurso de Acreedores, el cual fue finalmente aprobado a principios de 2006. En esas fechas, Savia Capital S.A., ligada a la Administración Regional de Aragón, tras analizar la situación de viabilidad de Transportes Aragón, buscó un socio industrial para el proyecto, que incluía tanto a Transportes Aragón como a Silos Aragón, y le propuso a la sociedad Logintral S.L. participar en un plan de negocio, para lo que se constituyó en diciembre de 2006 la sociedad conjunta Logisara S.A”.

Transportes Aragón indica que “el plan de negocio validado por Logisara S.A. asumió una situación de partida en el que existían unas pérdidas de 0,5 millones de euros y una deuda acumulada de Transportes Aragón de 3,5 millones de euros. Tras unas aportaciones iniciales de los socios de 2,81 millones de euros (capital y primas de emisión), durante 2007 y 2008 el nuevo equipo de dirección puso en marcha un complejo plan de reestructuración de la compañía que implicó, entre otras medidas, la reducción de costes directos y de mantenimiento, la reducción del 40% de la plantilla sin impacto social mediante un ERE de 10 personas y el resto con negociaciones individualizas y amortización de puestos que fueron quedando vacantes”.

En la nota de prensa se destaca que “pese a los esfuerzos realizados, tras los primeros meses de gestión la situación financiera siguió siendo crítica. Esto ha sido debido, principalmente, a que las pérdidas reales de la empresa han sido superiores a las comunicadas a los accionistas y previstas en el plan de negocio. De hecho, las auditorías muestran unas pérdidas reales en 2006 cercanas a 1,5 millones de euros. También es grave la falta de apoyo financiero, puesto que a pesar de las numerosas gestiones ante bancos y cajas no se ha contado con líneas de descuento”.

Transportes Aragón finaliza el comunicado dando a conocer que “la operación de ‘lease-back’ prevista sobre las instalaciones de Barbastro, y que hubiera sido clave para la viabilidad del proyecto, no pudo concretarse”, y además “ha influido de manera muy importante la fuerte bajada de la actividad general del mercado a nivel tanto nacional como internacional, lo que ha impedido cumplir el plan comercial previsto”.

Comentarios