Balance positivo del 3ª salón de bioconstrucción y 6ª jornadas técnicas de arquitectura tradicional y bioconstrucción

El 3º Salón de Bioconstrucción y las 6ª Jornadas de Arquitectura Tradicional y Bioconstrucción se han desarrollado positivamente y con un alto nivel de participación e interés.

En las 6ª Jornadas ha habido un centenar de participantes, procedentes de Cataluña (Barcelona, Girona y Lleida), Aragón (Huesca, Zaragoza y Teruel), y también hubo participantes de La Rioja, Madrid, Pamplona, Toledo y Valencia.

El perfil de los inscritos en esta edición ha sido muy técnico y profesional: el 40 % eran Arquitectos y aparejadores; un 30 % ingenieros técnicos, técnicos superiores en construcción y edificación, técnicos de interiorismo, delineantes; un 20 % de carpinteros ebanistas, constructores, albañiles y el resto entre empresarios, escultores, técnicos en recursos naturales y estudiantes.

En la jornada del sábado por la mañana se habló: de la importancia de la forma en el diseño arquitectónico y cómo nos influyen los edificios que nos rodean. A través de múltiples ejemplos Jean Louis Savatier manifestó que es posible hacer edificios para el alma. También se habló de la necesidad hacia una construcción sostenible, de una mayor concienciación de todos los técnicos y profesionales que trabajan en el entorno de la construcción por concebir los edificios sin quedarse encasillados en parámetros estéticos, banales e inestables y apostar por una arquitectura más saludable y respetuosa con el medio ambiente y los seres humanos. También se hizo un llamamiento a todos los técnicos de la administración y a los políticos para que apuesten cada vez más por edificios energéticamente eficaces “ya no se puede permitir el derroche de energía en edificios públicos”, y además es importante evaluar el ciclo de la vida total desde “la cuna hasta el ataúd” para no comprometer el futuro de las generaciones que vienen. Aunque afortunadamente la bioconstrucción ya no sólo se practica en la pequeña obra como las viviendas unifamiliares sino que ya se empieza a tener conciencia en obras públicas como nos explicó el arquitecto Gabi Barbeta con su proyecto de la primera guardería y residencia de Tercera Edad en España con criterios ecológicos, o la arquitecta Petra Jebens-Zirkel con su proyecto del primer edificio público de bioconstrucción en Aragón, el CIRCE para la Universidad de Zaragoza, o el arquitecto Ricardo Higueras con el Faro, edificio del Pabellón de Iniciativas Ciudadanas en la Expo de Zaragoza 2008.

Se habló de tener un pensamiento “global y actuar localmente” desde el punto de vista ambiental; ya que entre el 50 y 80 % del total de la energía se mueve alrededor del sector de la construcción, desde la fabricación y transporte de materiales, a la ejecución y funcionamiento de los edificios. También se debatió en recuperar y mejorar las tecnologías autóctonas en busca de soluciones sostenibles locales, en definitiva poder e intentar aplicar los principios técnicos del bioclimatismo, de la bioconstrucción, de la geobiología, de la permacultura, sin perder conciencia, en esta tarea, de nuestra condición de seres humanos.

Con las conferencias de Axel Singhofen e Igor Leibar se concluyó la jornada del sábado por la tarde donde se manifestó la necesidad de apostar por materiales en la construcción no contaminantes ni tóxicos, que sean, en la medida de lo posible, reutilizables y reciclables, así como económicos. También se habló de cómo prevenir y evitar el radón en la construcción.

Comentarios