Vecinos de Puente Sardas se mueven para la recuperación de la antigua Iglesia del Pilar

Se ha presentado en Sabiñánigo una iniciativa para promover la recuperación de la antigua iglesia del Puente Sardas, que estaba bajo la advocación de la Virgen del Pilar, para usos culturales o sociales sin ánimo de lucro. Se trata de un proyecto ciudadano llamado “Auturia”, nombre aragonés del monte Oturia. Su portavoz, Eduardo Sánchez, ha manifestado que “es un proyecto que pretende recoger ideas y sumar esfuerzos de todas las instituciones, asociaciones, entidades y particulares que puedan estar interesados en colaborar para la rehabilitación de este edificio, en desuso desde comienzos de los años 70”.

Igualmente ha indicado que “ se han mantenido encuentros con el párroco, el Obispado que se les ha animado en realizar el trabajo presentando el correspondiente proyecto y ayuntamiento”. A esto se va a unir la “ puesta en marcha de una página web, con la dirección, www.auturia.es y se repartirá un folleto informativo sobre la iniciativa, en el que se recordará la importancia y valor sentimental de la antigua iglesia para los vecinos del Puente Sardas, y se animará a presentar ideas para un posible futuro uso cultural o social. Para ello, se ha instalado ya un buzón para recoger sugerencias, ubicado en la misma plaza de la Iglesia, en la calle San Marcos, número 2”.

También se habilitará un sistema para recoger adhesiones ciudadanas, mediante la creación de una asociación. Estas adhesiones serán gratuitas, ya que se pretende conseguir el mayor respaldo vecinal para lograr la recuperación de la antigua iglesia.

Eduardo Sánchez ha manifestado que “ la iglesia fue construida gracias a al colaboración de los habitantes del municipio, muchos de los cuales procedían de la inmigración de localidades y pueblos de la comarca, ahora deshabitados. Los terrenos fueron donados por una familia de Sardas y para los descendientes esos vecinos es un edificio especialmente entrañable”. También se estudian posibles líneas de colaboración y subvenciones públicas y privadas, que permitan conseguir fondos.

La antigua iglesia del Puente Sardas fue mandada construir por el obispo Bueno Monreal, tras su llegada a Jaca en el año 1946. Entró en servicio a comienzos de los 50, y se mantuvo como templo durante sólo dos décadas, cuando el hasta entonces cine del Puente Sardas, fue reconvertido en iglesia. Desde principios de los 70, sólo ha sido utilizado como garaje de coches y almacén. Cuenta con una casa anexa, que sirvió décadas atrás como casa del cura, escuelas, club parroquial o sede de las actividades de un grupo de Scouts, que también estarían interesados en la recuperación y acondicionamiento de un local anexo de la Casa del Cura .