Gonzalo Arguilé: “España y Francia han frenado una reforma de mayor calado para los agricultores”

El consejero de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, ha asegurado que “Francia y España han logrado frenar una reforma agraria que hubiera tenido un mayor calado negativo para el sector”, si se hubieran mantenido las pretensiones de la Comisión Europea. El consejero ha mantenido un encuentro para explicar los detalles del denominado “chequeo médico” de la Política Agraria Comunitaria, una reforma que, tal y como ha dicho, “no es la que a mí me hubiera gustado” aunque también contiene aspectos positivos. En el encuentro realizado también ha estado presente Jesús Nogués, director general de producción agraria

En opinión del consejero, lo más positivo de esta reforma es el mantenimiento de la ficha financiera que queda con un crecimiento anual del 1%-, la eliminación de la obligación de la retirada de tierras, el aumento del techo presupuestario para apoyar la incorporación de jóvenes agricultores, y la posibilidad de recuperar los fondos de pago acoplado que se pierden en el sector por abandono de la actividad para destinarlos a políticas de apoyo a los sectores en situación crítica.

 

Uno de los aspectos más negativos de esta reforma, en opinión del consejero, es el aumento de la modulación obligatoria, que pasa del 5% actual al 10% en el año 2012 para los agricultores que perciban de ayudas directas entre 5.001 euros y 300.000 euros. Para los que superan esta cifra de ayuda, la modulación alcanzará el 14% en el año 2012. La modulación es una retención que la Unión Europea realiza de las ayudas directas a los agricultores. Ese dinero, que en Aragón supone 45 millones de euros de los 454 millones que se reciben en concepto de ayudas directas, se destinarán a políticas de desarrollo rural. Sin embargo, estas políticas deberán ser cofinanciadas por los Estados miembros por lo que para poder recuperar ese dinero, los Estados deberán aportar fondos adicionales. El consejero ha asegurado que “trabajaremos para que esos fondos de la modulación vuelvan a repercutir positivamente en las explotaciones agrarias, para mejorar la gestión del agua y la modernización de explotaciones”.

 

Por otro lado, la Comisión Europea ha hecho un mandato para acabar con los acoplamientos (vinculación de la ayuda a la producción) en todos los sectores de forma progresiva hasta el año 2012, a excepción del ovino, caprino y vacas nodrizas, una decisión que deja a los Estados miembros. El consejero, que es partidario de desacoplar el sector del ovino para no perder fondos por abandono de la actividad, ha destacado que el desacoplamiento es más positivo tanto para la gestión de las ayudas por parte de las Administraciones como para el sector agrario.