Talde anuncia el pago de parte de los atrasos a los trabajadores de Oscainox

2006022828 oscainox.JPG

En la primera reunión que han mantenido el Comité de Empresa de Oscainox y Talde, propietario de la empresa oscense, el grupo de capital riesgo vasco se ha comprometido a pagar parte de los atrasos acumulados a los trabajadores esta misma semana. Las partes han fijado un punto de partida que servirá para comenzar a negociar desde este miércoles las indemnizaciones por despido.

El Comité de Empresa de Oscainox ha comenzado a negociar la extinción de los contratos laborales de los 64 trabajadores de la factoría con el grupo Talde. En el encuentro se acordaba un calendario de reuniones, fijando la próxima para este miércoles.

Talde, propietario de la compañía, garantizaba en la presente semana el pago de la nómina de octubre que todavía no han percibido los empleados, y se comprometía, asimismo, al pago de la extra de julio y de la nómina del presente mes de noviembre, aunque sin fijar cuando.

Los trabajadores consideran que este un buen punto de partida para llegar a un acuerdo, ya que la situación comenzaba a ser muy apurada para algunos empleados al no haber percibido salario alguno desde hace más de un mes y no haber cobrado tampoco la paga extra de julio.

Talde asumirá el pago de las indemnizaciones para evitar que éstas se demoren y garantizar, de esta manera, el cobro a los trabajadores, dentro del marco de la legislación vigente, ha señalado en un comunicado. Los trabajadores quieren que las indemnizaciones no se limiten a la percepción del mínimo que fija la ley, es decir, 20 días por año trabajado, sino que exigirán a Talde a que ese pago se aproxime al máximo de 45 días por año trabajado que también recoge la normativa laboral vigente.

Oscainox está especializada en mobiliario de acero inoxidable dirigido principalmente al sector de la hostelería. La crisis económica que influye en el sector y la fuerte caída del mercado son las causas de la actual situación de la empresa, señala el comunicado hecho público por la empresa. Sin embargo, los trabajadores insisten en que la gestión de la fábrica ha sido equivocada y que las decisiones que sobre el producto a fabricar se tomaron en su día han abocado al negocio al cierre.

Dice Talde que la disminución del volumen de pedidos ha supuesto la inviabilidad de la compañía. Actualmente dicho volumen es de 8.000 euros mientras que los gastos fijos mensuales ascienden a más de 500.000 euros.

Oscainox, que contabiliza unas pérdidas de más de 1 millón de euros en 2008 y más de 5 millones desde el año 2005, presentará un ERE extintivo de todos los contratos de trabajo en la Consejería de Economía del Gobierno de Aragón.